La botinera más famosa del país, Wanda Nara, radicada en Milán, Italia, junto a su joven marido y sus cinco hijos, añora que su hijita Isabella, de apenas una semana de vida, sea bautizada en Argentina. Sin embargo, esa posibilidad estaría lejos de concretarse.

Sucede que, según informó el diario Crónica, el ex marido de la mediática y padre de sus tres hijos mayores, Maxi López, no le estaría haciendo las cosas fáciles para que ella pueda salir de Italia junto a Valentino, Constantino y Benedicto.

Según trascendió, los nenes tienen una restricción impuesta por su padre que les impide ingresar a la Argentina sin su consentimiento y el jugador del Torino FC no estaría colaborando para destrabar ese escollo.

Esa situación estaría acaparando toda la atención de Wanda, quien quiere que su segunda hija con Mauro Icardi (primero nació Francesca, quien ya tiene 2 añitos) sea bautizada en su país de origen rodeada del amor de su familia y la de su esposo. Sobre todo del cariño de su hermana, Zaira Nara, quien hace pocos meses se convirtió en mamá primeriza, y el de su madre, Nora Colosimo.

Durante la última visita de Wanda y Mauro al país, Maxi López protagonizó un terrible escándalo al intentar llevarse a sus hijos de la casa que la modelo utiliza cuando está de vacaciones en el país, ubicada dentro del country Santa Bárbara, en General Pacheco, partido de Tigre.

En ese entonces se dijo que el ex delantero de River llegó al lugar acompañado por tres amigos y, aunque Wanda no se encontraba, dijo que sólo pasaba a saludar a los chicos antes de que estos regresaran a Milán con su mamá e Icardi.

Pese a que los chiquitos ya estaban acostados López habría intentado llevárselos a las fuerza, pero Icardi, se dijo, logró frenar la situación antes de que pasara a mayores. Sin embargo, al día siguiente, cuando los menores quisieron subirse al avión, su padre había impuesto una orden judicial que se los impedía.

Considerando lo ocurrido, la abogada Ana Rosenfeld actuó rápido y las autoridades migratorias dieron el visto bueno para que los chicos (los tres de nacionalidad italiana; el mayor por adopción) pudieran volar. Además, Wanda lo denunció a Maxi por violento.

Esta vez el problema sería distinto, el impedimento estaría en que los chicos puedan salir de Italia. ¿Qué pasará entonces? Habrá que esperar…