Según un informe difundido por el Programa Provincial de SIDA, durante 2016 se detectaron en Mendoza un 30% más de infectados de SIDA que en 2015, incremento que se dio sobre todo en los más jóvenes.


“El año pasado tuvimos un total de 325 nuevos enfermos y este año ya llevamos 420 y todavía no finalizó. Vamos a pasar los 4.000 contagiados en Mendoza desde el primer caso, en 1984, cuando nosotros creíamos que hoy íbamos a estar por debajo de esa cifra global”, señaló a Diario UNO el titular del programa Víctor Bittar.
El funcionario agregó que “lo novedoso es que descendió este año el grupo etario más joven contagiado, que estaba en la franja de 25 a 35 años y ahora pasó a estar en la de 20 a 24 años”.
Según el informe, de los 4.000 casos de Mendoza, el 82% fue contagio por contacto sexual. Bittar resaltó que “el uso del preservativo sigue siendo el método de prevención más efectivo”.