La justicia declaró que Thomas Mair, vinculado con la extrema derecha, fue el autor del crimen de la parlamentaria Jo Cox una semana antes del “brexit”.

Un juez británico declaró este miércoles “culpable” a Thomas Mair, vinculado con círculos de la extrema derecha, del asesinato en junio pasado de la diputada laborista Jo Cox, a quien disparó y acuchilló mortalmente una semana antes del triunfo del “brexit” en referéndum.

Mair, de 53 años, asesinó a la diputada, de 41 años y madre de dos hijos pequeños, en la recta final de la campaña del plebiscito, en el que ganó la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Está previsto que un juez del tribunal penal de Old Bailey de Londres, donde se celebró la vista judicial, dicte la sentencia del acusado a lo largo de la jornada.