Las concejales Adriana Molina (FPCyS) y Marcela Aeberhard (PJ) se refirieron a la elección de Sebastián Pignata como presidente del cuerpo deliberante.

Adriana Molina – Marcela Aeberhard (LT10)

Tras la elección de Sebastián Pignata como sucesor de Leonardo Simoniello en la Presidencia del Concejo Municipal, el debate quedó abierto. De hecho esta mañana, las ediles Adriana Molina (FPCyS) y Marcela Aeberhard (PJ) aportaron sus respectivas lecturas. Para la primera de ellas se trata de las reglas de la democracia. “Es una situación que tiene una carga simbólica y política muy importante, pero tampoco hay que dramatizar una situación. Esto es la democracia. Desde hacía ya un año, había una mayoría justicialista. El año pasado no logró la Presidencia del Concejo y este año sí sucedió eso”.

En diálogo con LT10, la referente del oficialismo expresó que desde su sector se entendía que “la Presidencia debía continuar en cabeza de Leonardo Simoniello. Pero lo que sucedió ayer no es más ni menos que la democracia y las reglas de la mayoría”.

A su turno, la opositora Aeberhard hizo hincapié en que en el cuerpo “no hubo ninguna renovación. Apenas asumíamos nos encontrábamos con una elección muy reciente. Este es un año de entendimiento y acuerdo. Numéricamente éramos más y también entendemos que la figura de Sebastián (Pignata) es una figura que armoniza, una persona que se encarga de dialogar y construir consensos. Hacía muchos años que el Justicialismo no tenía la Presidencia”, argumentó.

Consultada sobre las elecciones legislativas del próximo año, la concejal del PJ admitió que “tiene que ver”, mientras Molina remarcó que se trató “de una decisión del Partido Justicialista”.

La justicialista apuntó -también por la radio universitaria- que el nuevo panorama permitirá “evitar vetos, construir una mejor ciudad, somos una oposición que hacemos propuestas”, enfatizó.

Por su lado, la edil del FPCyS esgrimió que la abstención también es una forma de votación dentro de la democracia. “Nos abstuvimos porque consideramos que teníamos mayor legitimidad para pedir una mayor conformación dentro de las autoridades del Concejo”.