Desde la Municipalidad, se trabaja en función de los árboles caídos y las ramas dispersas por las calles como consecuencia de las tormentas de ayer y de hoy.

Carlos Pereira (LT10)

A raíz de las persistentes precipitaciones de las últimas horas en nuestra ciudad, Carlos Pereira, secretario General de la Municipalidad, destacó que “el año pasado estábamos empezando (el propio año) mucho peor. Recordamos que el 1 de enero de 2016 dispusimos la evacuación preventiva de Colastiné Sur, teníamos el río arriba de seis metros y cientos de personas evacuadas. Dentro de todo, lo de este año es muchísimo menos en relación a cómo empezamos el año pasado”.

Consultado por LT10, el funcionario hizo hincapié en torno a la situación actual. “No se ha sumado mucho milimitraje. Vemos que llovizna con sol. Lo más grave fue la tormenta que se desató ayer a las 6.30, trajo ráfagas de hasta 80 kilómetros por hora”. En ese contexto, detalló que se contabilizan 37 árboles caídos y también “muchas ramas de gran porte caídas y un montón de ramas esparcidas por toda la ciudad”.

Por lo expuesto, se decidió montar un operativo especial “con las empresas y personal propio del Municipio, fundamentalmente, para tareas de limpieza. Sobre todo, porque han quedado muchas zonas de la ciudad muy sucias”.

Acerca del estado de los barrios, Pereira descartó que entre ayer y hoy haya habido anegamientos. “Lo más intenso fue ayer a la mañana cuando tuvimos una intensidad de 90 milímetros por hora. Un chaparrón de golpe provocó anegamientos temporarios de calles, pero el agua rápidamente escurrió y no produjo otras situaciones”, señaló.

Por lo demás, a la línea 0800 de atención de la Municipalidad ingresaron unos 80 reclamos