El primer representativo del Chape tras la tragedia se estrenará el martes en la tradicional Copinha, certamen juvenil Sub 20 en el que brilló Neymar antes de ser una estrella mundial.

Chapecoense vuelve a competir oficialmente el próximo martes, donde comenzará su participación en la edición número 48 de la Copa San Pablo de Fúbol Junior. El campeonato Sub 20 más grande de Brasil y que contó con la participación de estrellas de la talla de Neymar, Kaká y Oscar.

El plantel viajó este domingo en micro desde Santa Catarina, con 20 futbolistas juveniles y acompañados por un grupo de profesionales médicos, psicólogos y asistentes sociales.

“Ellos son parte de la reconstrucción del club. Y Es natural que el foco esté puesto en el Chape por ser la primera competición oficial después del accidente. Pero estos chicos ya disputaron finales de campeonato. Son un grupo experimentado a pesar de su corta edad”, aseguró Cezar Dal Piva, director de las categorías Inferiores del club de Chapecó.

“El aspecto emocional puede influenciar pero la parte técnica tiene que sobresalir. Cuando ruede la pelota, ellos van a demostrar que están preparados”, concluyó Dal Piva.