Un lienzo de enorme proporción ganó la categoría “Joven”, pero en las redes se cuestionó la elección.


Lo bueno del arte es que no tiene explicación: rústico ante la mirada especializada y solemne ante la mundana, muchas obras generan amores y odios, detracciones y apoyos según la mirada de quien la juzgue.
Y con estos parámetros, un lindo revuelo cargado de polémica se armó en las redes sociales cuando se difundieron los ganadores del Premio Nacional de Pintura Banco Central, más específicamente en la categoría “Adquisición Artistas Jóvenes”, donde fue premiada con 50 mil pesos la obra “Sin título” de la artista plástica Agustina Quiles.

obra_agustina_quiles-jpg_390983181
La misma es un óleo pastel sobre papel de seda raído de una dimensión de 192 x 147 cm.
Quizás por la simpleza, quizás por la apariencia, quizás por falta de sensibilidad, quizás por ignorancia, lo cierto es que la elección fue calificada de “snob” y al mismo tiempo la obra despertó varios comentarios irónicos en las redes sociales, donde fue calificada como “trapo roto” o “Arte rescatado del tacho de basura cuando tu mamá lo tiró sin querer”.
Todas las obras ganadoras pasarán a formar parte del patrimonio cultural del BCRA. Las mismas fueron elegidas por el Jurado, integrado por Rafael Cippolini, Silvia Gurfein, Oscar Smoljan, Tulio De Zagastizábal y Mercedes Casanegra, referentes del ámbito de la cultura.
“Fiel a su vocación de apoyo a la pintura argentina y al mismo tiempo atento a su contexto y circunstancias, el Premio del Banco Central introduce en esta novena edición algunas novedades que nos complace presentar”, explicó Eva Grinstein, curadora de esta nueva edición de uno de los Premios de Pintura más importantes del país.
Lo cierto es que tras algunos días de debates sobre el valor artístico del cuadro de Quiles, buenas fueron las palabras de un usuario de Twitter: “Sigue la polémica por la obra de Agustina Quiles, ¡ojalá todos los días discutiéramos de arte!”