23.8 C
Santa Fe
jueves 2 de diciembre de 2021

Los atletas que ganen medallas en 2017, recibirán premios en efectivo

Te puede interesar

El ENARD aplicará un sistema inédito en 2017. Cada deportista becado argentino elegirá a qué torneo apuntarle y las recompensas van desde 10.800 (oro sudamericano) a 81.000 pesos si se consagra campeón mundial.

Cuando Río de Janeiro 2016 era historia reciente, en octubre pasado, cada federación deportiva argentina debió presentarle al Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) su plan de trabajo para los próximos cuatro años. Durante una hora, en un hotel porteño, dirigentes y entrenadores expusieron los principales objetivos para el próximo ciclo olímpico ante representantes del Comité Olímpico Argentino, de la Secretaría de Deporte de la Nación y del ENARD. Pura lógica, porque así debe funcionar la planificación.

Con las conclusiones bajo el brazo, el año comenzó con una novedad inédita para la familia deportiva argentina. Es que desde este 2017 se pondrá en marcha un nuevo sistema de premios en efectivo por objetivos específicos consensuados entre la entidad y cada atleta o equipo. El ENARD recompensará títulos, subcampeonatos y terceros puestos en Campeonatos Mundiales y Panamericanos, y medallas de oro en Sudamericanos.

Cada atleta o equipo, lógicamente mediante la planificación de sus entrenadores, podrán consensuar con el Ente a qué torneo específico ir a pelear por el título o por una medalla. Tendrán una sola oportunidad de buscar este objetivo. Si no sale bien, no habrá otra chance durante el año. Si sale bien, los deportistas recibirán la recompensa económica, al igual que sus entrenadores.

Si un deportista o seleccionado becado por el ENARD, la Secretaría de Deporte, el COA o el Comité Paralímpico Argentino consensúa apostar a un Mundial y en ese torneo llega un resultado destacado, cada atleta o integrante del equipo recibirá 81.000 pesos por ser campeón, 64.800 por ser subcampeón o 48.600 por salir tercero.

Cualquier becado podrá ponerse un objetivo mundialista, incluyendo los Jóvenes Talentos, cuya beca mensual será de 4.800 pesos. Si hay logros, el entrenador, aunque no sea becados regularmente por el ENARD, recibirá 60.750 pesos por el éxito de su pupilo, 48.600 por un subcampeonato o 36.450 por un tercer puesto.

Si el objetivo es apostar a ser medallista de un torneo Panamericano o Parapanamericano de un deporte y se logra, habrá 28.800 pesos por el título, 21.600 por el subcampeonato o 14.400 por ser tercero. Ante esos resultados, un entrenador cobrará 21.600, 16.200 y 10.800, respectivamente. Claro que no podrán solicitar este objetivo quienes reciban becas olímpicas o paralímpicas, porque su standard implica metas mayores.

Mientras que si el torneo consensuado con el ENARD es un Sudamericano de un deporte, solamente se premiará ser campeón. En ese caso, el atleta o el integrante de un seleccionado embolsará 10.800 pesos y el entrenador, 8.100. Y este objetivo sólo lo podrán consensuar destinatarios de becas sudamericanas o parasudamericanas.

“Creemos que estos premios funcionarán como una zanahoria que ayudará a los deportistas a seguir buscando metas en el camino hacia sus objetivos mayores, que serán los Juegos Panamericanos u Olímpicos, sin dejar de cobrar las becas mensuales”, justifican desde el ENARD.

Si bien la mayoría de los objetivos de cada deporte están fijados, hasta fin de mes hay plazo para la última palabra. Obviamente, no todos los atletas de un mismo deporte se pondrán la misma meta. El protagonista y el entrenador saben en qué nivel está cada uno y hacia dónde quiere apuntar. Ahora habrá dinero en efectivo como recompensa. Los efectos se verán con el tiempo.

[comentarios]

Últimas noticias