El aparato se prendió fuego y las llamas alcanzaron la pierna del chiquito, que dormía. Según sus padres, el teléfono no se estaba cargando.

Un bebé de seis meses sufrió quemaduras en un pie al explotar y prenderse fuego la batería de un teléfono celular que estaba a su lado mientras dormía, en su casa de La Plata.
El episodio, denunciado por los padres del menor, ocurrió en una vivienda del barrio San Carlos. Según relató Nicolás, el papá de Martino, el chiquito dormía en la cama matrimonial cuando el aparato, que estaba a su lado sin estar enchufado, estalló y al prenderse fuego le provocó una lesión profunda que requerirá un largo tratamiento ambulatorio.
“Explotó lo que había adentro del celular, el líquido que había ahí”, dijo Nicolás en declaraciones televisivas. El accidente ocurrió en momentos en que los padres se encontraban fuera de la habitación.
“Creíamos que se había caído de la cama por cómo lloraba, pero cuando entramos nos encontramos que había llamas en el colchón y él se estaba quemando, tenía una etiqueta del celular pegada a su pantorrilla”, señaló el joven. “Él ahora está bien, pero hay que ver cómo evoluciona y que esto no le deje secuelas porque es un bebé que todavía no camina”, agregó.
Martino fue trasladado al Hospital Italiano y luego lo derivaron al servicio del Quemados del Hospital de Niños, especializado en este tipo de incidentes. De acuerdo a lo que le informaron a los padres los médicos, se trata de una quemadura “de un grado elevado con afectación de más de una capa de la piel y riesgo de un compromiso de los plexos nerviosos superficiales”.
El celular que explotó es un smartphone marca Samsung modelo S5, según aseguró el denunciante, quien también aclaró que el teléfono no estaba ni siquiera enchufado.
Hace un poco más de tres años, también en una propiedad de San Carlos, se dio el caso de la explosión de un celular. En esa oportunidad, la dueña del equipo lo había dejado apoyado sobre un televisor.