El Gobierno de la Ciudad, a través de la Secretaría de Control, dispuso este viernes por la tarde la clausura preventiva de una armería local por infringir, nuevamente, el artículo 42 de la Ordenanza Nº 7882, norma que regula este tipo de actividad en la capital provincial.

De acuerdo a la Resolución municipal, las actuaciones se inician al constatar que el 6 de enero pasado este comercio ubicado en calle San Luis al 3000 no efectuó el ingreso al Sistema Municipal de Armas y Municiones (SIMA) de la venta de “200 municiones calibre 9 mm marca Federal, que habrían sido vendidas en fecha 6 de enero, adjuntando fotocopias de la factura de venta y del libro de movimientos de municiones de RENAR”. Por este motivo, se labró un acta en la que se acredita la infracción.

Por tanto, de acuerdo a la normativa vigente, la Secretaría de Control municipal suspendió el ejercicio efectivo de esta actividad comercial “de manera preventiva y temporal, con el objeto de prevenir o evitar la continuación de la infracción resolución que se adopta con fundamento en las circunstancias de hecho y normas competenciales, ello sin perjuicio de las sanciones que pudieren resultarles aplicables según lo dispongan las áreas competentes, la que quedará sujeta -atento que registra antecedentes y se configura la calidad de reincidente- a la decisión de la Justicia Administrativa de Faltas”.

Cabe recordar que esta es la tercera clausura impuesta desde el Municipio sobre esta armería cuyo nombre comercial es El Pájaro Loco.