Una obra de Nicolás Campodónico fue elegida como una de las realizaciones del año por uno de los portales más importantes del mundo.

El talento que reside en la arquitectura rosarina otorga muestras permanentes del alto nivel de sus cualidades y de sus exponentes. De manera recurrente, algunos de sus profesionales logran distinciones en eventos culturales, bienales, concursos o en publicaciones de prestigio internacional. En este caso, el martes pasado, una obra del arquitecto rosarino Nicolás Campodónico fue reconocida como una de las realizaciones del año por ArchDaily, el portal de información de arquitectura más importante en el mundo y con enorme inserción e influencia en la práctica latinoamericana.

La obra premiada en la categoría Arquitectura Religiosa fue la capilla San Bernardo, una composición altamente poética ubicada en La Playosa (Córdoba), en la que el ladrillo es el protagonista expresivo y que genera una experiencia sensorial, trascendente, simbólica. En un juego dialéctico único, la materia, la luz y el tiempo elevan la condición humana en un subyugante marco de religiosidad.

“Siento que es un paso muy importante en mi carrera. Además, por la gran llegada que tiene este portal de arquitectura en todo el mundo, es un reconocimiento a nivel internacional, que trasciende fronteras. De esta votación participó gente de todo el mundo, y eso le agrega muchas emociones en lo personal a esta distinción. Creo que puede llegar a ser un punto de inflexión para mi carrera”, comentó Campodónico.

Fueron dos semanas muy intensas de nominaciones y votaciones hasta llegar a conocer los ganadores del premio ArchDaily Building of the Year 2017. Según los organizadores, hubo más de 75 mil votos de lectores de todo el mundo y en el proceso se analizaron más de 3 mil proyectos. Así se arribó a las 16 mejores obras publicadas en cada categoría.

Sobre esta cautivante capilla, construida en una zona rural de la provincia de Córdoba, este destacado arquitecto, de 43 años, confió que es “una obra es muy importante para mí. Se hizo con muy pocos recursos y la construcción llevó mucho tiempo. Requirió un esfuerzo personal muy grande. Y como capilla está vinculada con la esencia humana, por eso me movilizó mucho desde el principio”.

Asimismo, admitió que “a través de la trascendencia que tuvo esta obra, me llegaron llamadas y propuestas laborales muy particulares, y todas relacionadas al trabajo que expone la capilla. Esto me llega en un momento justo de mi carrera”.

Campodónico remarcó otras características de esta obra que ya recibió 12 distinciones. “Hacer esta capilla me llevó 6 años. Y durante ese proceso volví a sentirme un joven de 20 años. Con esa inquietud de no saber qué pasará al día siguiente. Era como una aventura cotidiana, a la vez muy demandante. Es una obra de 90 metros cuadrados, en 6 años, prácticamente un anti-récord para la profesión”, bromeó.

“Recién después de terminar la capilla, entendí que había hecho una obra de la cual puedo seguir aprendiendo”, subrayó Campodónico.

Reconocimientos

La capilla San Bernardo recibió distinciones en Bienal de Buenos Aires (2015), premio provincial Capsf/Fadea (2015), premio nacional Fadea (2015), nominada al Mchap Mies Crown Hall Award Prize (2016), premio panorama en la Bienal Iberoamericana de San Pablo (2016), premio “Procesos” de la Bienal Internacional de Argentina (2016), premio SCA Cpau de Arquitectura y Urbanismo (2016), tercero en el premio “Oscar Niemeyer” para la Arquitectura Latinoamericana (2016), Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito (2016) y premio “Ventanas al Futuro” en el Centro de Arte y Comunicación, Buenos Aires (2016). Además, recibió el Diploma de Honor de la Cámara de Diputados de Santa Fe (2016).