Los investigadores sospechan que la aeronave Cessna 182 fue tomada para traficar droga y llevarla a Paraguay.

Cinco hombres armados, que habían contratado los servicios de un piloto y un avión Cessna 182 para una despedida de soltero, robaron ayer a mano armada la aeronave, tras reducir al sereno, a dos pilotos y a un paracaidista en el aeroclub de la ciudad entrerriana de Victoria, y según los registros satelitales obtenidos poco después del mediodía, el avión sobrevolaba la zona norte de la provincia.

Fuentes policiales informaron que el episodio ocurrió durante la mañana de ayer en ese aeródromo al que arribaron cinco hombres, quienes habían contratado desde Rosario los servicios del avión y de un piloto para una despedida de soltero.

El avión tenía combustible necesario para tener garantizadas varias horas de vuelo. El Cessna robado pertenece a una empresa que habitualmente presta servicios en la zona atendiendo las demandas de turistas.

La imagen de la avioneta

Un joven piloto publicó en su cuenta de Twitter una imagen de la avioneta robada, identificada como LV-HBB, C182 de Paracaidismo. En su tuit pide difundir la imagen para intentar localizar la aeronave.

De acuerdo a los primeros datos, los ladrones llamaron por teléfono días atrás desde Rosario. Se hicieron pasar por turistas, con la presunta intención de tirarse en paracaídas.

Al arribar al lugar, los individuos redujeron a punta de pistola al sereno del aeródromo, Antonio Massuco, y lo encerraron en una dependencia del aeródromo donde instantes después propio también con dos pilotos y un paracaidista, tras amenazarlos e inmovilizarlos, según explicaron los informantes.

Luego, los cinco delincuentes abordaron el Cessna 182, en el que había ocho paracaídas y escaparon, mientras que el auto en el que habían llegado al lugar fue encontrado por la policía en proximidades del aeródromo, en una zona de caminos vecinales.

Los voceros dijeron que, de acuerdo al relato del personal de aviación, cuando llegaron los ladrones la aeronave estaba cargada de combustible, y por los registros de los radares, obtenidos poco después del mediodía, la aeronave estaba en vuelo por la zona de La Paz, en el norte entrerriano.

Una vez en el sitio, maniataron a un custodio, le robaron un arma y un celular y redujeron a dos instructores, para luego escapar a bordo de la avioneta. También robaron un auto, que dejaron abandonado a un kilómetro del aeroclub y ya fue recuperado por la policía.

Operativo en toda la región

“Las cinco personas utilizaban armas de fuego para reducir a las personas que estaban en el lugar”, confirmó al diario UNO el director de Toxicología de la policía de Entre Ríos, Lucio Villalba. “Lograron maniatarlas y, posteriormente, utilizaron un avión Z182 que se encontraba allí para posteriormente levantar vuelo desde el lugar”, relató. Según se supo los delincuentes también utilizaron un auto robado.

Más tarde, la policía encontró el auto abandonado a unas 10 cuadras Las autoridades buscan intensamente la avioneta robada cuyo tanque de combustible fue llenado “La aeronave tiene autonomía de acuerdo a la carga que realizaron y podrán llegar a Paraguay”, especificó Villalba.

Los delincuentes conocían el lugar y demostraron gran control de la situación. Una versión dio cuenta de que un allegado al dueño de la aeronave podría estar ligado a la droga. Los pesquisas estiman que los delincuentes fueron a Paraguay.

Presunta banda narco

La Dirección de Toxicología de la policía provincial investiga el caso del resonante robo de la avioneta y trabaja junto con otras fuerzas nacionales como el Ministerio de Seguridad, Gendarmería, Policía Federal y provinciales, según informó el titular del área. Además, prestan su colaboración autoridades de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones, lugares por donde se estima que podría hacer su ruta la aeronave para llegar a Paraguay.

Según pudieron averiguar, “el propietario de la avioneta es de Rosario”, reveló Villalba. “Esto no es tan simple; es una banda organizada que tiene que contar con pilotos, con estructura. Estas personas tienen que haber chequeado que se encontraba un avión con estas características previo a sustraerlo; tienen que haber hecho un trabajo previo de inteligencia”, señaló el director de Toxicología.

En Rosario se difundió una versión que llegó a oídos de las autoridades judiciales de Victoria y que marca que el titular de la aeronave, hace un tiempo, pudo haber mantenido un altercado con un allegado, persona, en definitiva, que podría haber estado vinculada con el mundo narco en la ciudad santafesina. Por este rumor y la forma en que se produjo el incidente y por las propias características es que se lo vincula con una acción narco.

El hecho ocurrió minutos antes de las nueve, y recién las autoridades policiales fueron alertadas una hora después, tiempo suficiente para que la aeronave, en la hipótesis que lo liga con el mundo narco, podría haber llegado como mínimo a la provincia de Chaco.

Fenómeno delictivo creciente

El robo de avionetas es un nuevo fenómeno que preocupa en los aeroclubes —hay 400 en toda la Argentina—, porque quienes van en busca de las aeronaves son grupos ligados al narcotráfico y al contrabando a países limítrofes, como Paraguay y Bolivia.

En el último año y medio robaron ocho avionetas, según señaló la Federación de Aeroclubes de Argentina (Fada). Se trata de grupos comando y cada hecho requiere inteligencia previa. “Ante el temor de que roben un avión, en los aeroclubes se tomó la costumbre de dejar las aeronaves sin baterías ni combustible”, se indicó.

En los últimos meses se produjeron varios intentos de robo en los aeroclubes de Casilda y en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte. Desde la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) señalaron que no hay un registro de robos de aeronaves en el país, y aclararon que ese organismo no tiene competencia sobre la seguridad de los aeroclubes, ya que son las instituciones las que deben cubrir estos flancos. Advirtieron que en 2016 recibieron cuatro requerimientos judiciales sobre robos de aeronaves en el país. Fuentes del organismo apuntaron que en muchos de esos casos se usan pilotos que tienen conocimiento de los hangares donde se guardan aviones buscados por narcotraficantes.

“Un avión que despega de Paraguay con 500 kilos de droga puede aterrizar media hora después en una de las 300 pistas clandestinas que hay en la provincia de Corrientes”, advirtieron desde Fada y acotaron: “El aire es la manera más segura para traficar droga”, y se detalló que un avión Cessna 182 —que tiene un valor en el mercado de entre 100.000 y 150.000 dólares—, es muy codiciado por los ladrones.

“Es un aparato que puede llegar a cargar, si se retiran los asientos, entre 400 y 500 kilos de droga”, se dijo.

La última noticia en Entre Ríos ligada con una aeronave y el narcotráfico se dio el pasado 23 de julio en la zona de Concordia. Cerca de 400 kilos de marihuana fueron hallados en un campo tras ser arrojados desde una avioneta.

el aeródromo de Victoria. Allí los delincuentes encerraron a un sereno, dos pilotos y un paracaidista.