Así lo estimó el sindicato, y reveló los sueldos básicos por provincia a través de un comunicado.

“Según un estudio del Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT, un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesita ganar por lo menos $6148,70 por mes para no ser considerados indigentes, y la realidad es que en la Argentina los salarios básicos del sector se encuentran por debajo de ese monto”, aseguran desde la Unión Docentes Argentinos, a través de un comunicado que, además, discrimina los salarios básicos docentes según las distintas provincias.
Así, se puede observar que, por ejemplo, en la provincia de Chaco se registra el salario básico docente más alto del país, con apenas $6.110; y, en Santiago del Estero, el sueldo inicial es de $2.968, el más bajo cobrado por un docente argentino.

Discriminación salarial por provincias, según UDA

Mientras, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), informó ayer su medición para las diferentes canastas para la ciudad de Buenos Aires y un grupo de partidos del conurbano bonaerense: una familia tipo compuesta por un matrimonio y dos hijos en la región metropolitana necesitó $13.323,62 en enero para no caer en la pobreza (canasta básica total) y $5.528,47 para superar la barrera de la indigencia (Canasta Básica Alimentaria), aunque estas mediciones resultaron inferiores a las relevada el lunes por la Dirección de Estadística de la Ciudad de Buenos Aires para la capital del país, que se ubicó en los $ 13.821 para la canasta básica total (CBT); en tanto que el mismo organismo estima que la canasta básica alimentaria (CBA) se encuentra en el punto de los $6.865.