El presidente del cuerpo, Sebastián Pignata, decretó las conformaciones con mayoría de su propio bloque. Desde el Frente Progresista se planteó el malestar y “la preocupación” por la medida adoptada.

Adriana Molina (LT10)

En el ámbito del Concejo Municipal de Santa Fe las relaciones parecen pasar por un momento tenso. Y todo se debe a que el presidente cuerpo, Sebastián Pignata, conformó por decreto las comisiones permanentes con mayoría de su propio bloque. La determinación originó el malestar en el bloque del Frente Progresista, Cívico y Social (FPCyS).

A propósito, la edil Adriana Molina manifestó su “preocupación”. “El Concejo Municipal no ha sesionado del modo ordinario, si bien el intendente abrió el inicio de sesiones”, planteó la referente del oficialismo local. Y comentó: “Desde fines de enero, estamos en conversaciones formales e informales con el presidente del Concejo, pero lamentable y claramente no ha tenido la capacidad de liderar este proceso dentro del Concejo, de reconocer los distintos equilibrios “.

En tal sentido, Molina hizo hincapié en que el cuerpo está formado por 17 concejales, nueve forman la mayoría circunstancial “que representa Sebastián Pignata”, mientras ocho miembros pertenecen al Frente Progresista y “esto significa que en las comisiones tiene que estar esta representación”, adujo la edil.