“Es un momento histórico, no puede haber vuelta atrás”, sostuvo. La primera ministra habla ante el Parlamento británico para confirmar la ruptura entre el Reino Unido y la UE.

El Reino Unido notificó oficialmente hoy a sus socios europeos una salida de la Unión Europea que pondrá a prueba la solidez de las costuras europeas pero también de las británicas.

Ahora, la primera ministra, Theresa May, y luego de presidir más temprano una reunión extraordinaria del gobierno, se dirige al Parlamento, a quien asegura que arrancó el proceso: “Gran Bretaña se va de la Unión Europea”.

“El Artículo 50 ya está en proceso. Este es un momento histórico, no puede haber vuelta atrás. Es tiempo de juntarnos, de unirnos en todo y en todo el país para asegurarnos de trabajar como un todo y conseguir el mejor arreglo posible para el Reino Unido. El mejor futuro posible para todos nosotros”.

May también hizo una diferencia especial en su discurso: aseguró que abandonar la unión no significa separarse de Europa. “Este es un plan para una nueva, especial y profunda asociación. Abandonaremos las instituciones de la UE, no nos iremos de Europa”.

“Queremos una Gran Bretaña mucho más suerte que la actual”, indicó la sucesora de David Cameron, quien abandonó el gobierno tras el “no” en el referéndum de junio de 2016.

Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo -el órgano que reúne a los líderes de los países de la unión- recibió la carta firmada por la primera ministra británica invocando el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, puerta formal de la salida, la primera de un Estado en 60 años de historia de la UE.

El encargado de entregarle el documento fue el embajador británico ante la UE, Tim Barrow.

Al término de dos años de negociaciones, la UE habrá perdido a un miembro del Consejo de Seguridad de la ONU y potencia nuclear, y habrá ganado, a su pesar, un ejemplo que otros sentirán la tentación de seguir. A su vez, el Reino Unido podría quedarse sin Escocia e Irlanda del Norte si el descontento de ambas con el Brexit acaba en independencia.