Al menos tres personas fueron detenidas, acusadas de planificar inmolarse en el puente de Rialto, en el centro de la ciudad.

La policía italiana desmanteló este jueves una célula yihadista, compuesta por al menos tres personas, que planeaba inmolarse en el centro de Venecia.

La operación fue dirigida por la dirección de antiterrorismo de la ciudad y permitió el arresto de tres mayores de edad y la detención momentánea de un menor, todos nacidos en Kosovo y con permiso de estadía regular en suelo italiano, informó este jueves el jefe de la fiscalía local, Adelchi D’Ippolito, en conferencia de prensa.

Los detenidos, que venían siendo monitoreados, aumentaron su actividad telefónica tras el ataque del pasado 22 de marzo en Londres y habían montado un centro de escuchas en uno de los departamentos donde fueron detenidos como parte de los 12 allanamientos ocurridos durante la madrugada.

Según el funcionario, los detenidos habían descargado de internet manuales de lucha cuerpo a cuerpo que incluían el uso de cuchillos.

“Nos ganaremos el paraíso haciendo un atentado en Rialto”, en alusión al famoso puente de la ciudad de los canales, fue la frase escuchada por los investigadores para dar vía libre a las detenciones, agregó el fiscal,

Según el periódico local La Nueva Venecia, al menos dos de los arrestados trabajaban como camareros en un local del centro de la ciudad.