La sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba ratificó el rechazo al pedido de excarcelación que había sido realizado por la defensa del ex jefe del Ejército César Milani. Los integrantes de la cámara sostuvieron la decisión del juez de La Rioja Daniel Herrera Pidrabuena, quien hace algunas semanas había desestimado la solicitud de Milani.

Por la decisión de los camaristas Liliana Navarro, Abel Sánchez Torres y Eduardo Avalos, el ex jefe del Ejército, que quedó detenido el 17 de febrero en La Rioja en el marco de una causa en la que está acusado de haber cometido delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar, continuará con prisión preventiva en el hospital penitenciario del penal de Ezeiza.

La semana pasada, Milani fue trasladado del penal al hospital penitenciario ya que un juzgado de Lomas de Zamora hizo lugar a un habeas corpus presentado por los defensores del ex jefe del Ejército.

Para el abogado de Milani, Gustavo Feldman, Milani sufrió “hostigamiento y hostilidad” durante sus estadías en las prisiones de La Rioja y de Ezeiza, lo que le provocó una “somatización del temor y la angustia” que le causó una “cardiopatía leve”.

Como alternativa a la excarcelación, Feldman había planteado la prisión domiciliaria o el seguimiento del acusado mediante una tobillera electrónica.

Milani fue trasladado el 16 de marzo pasado desde La Rioja, donde estaba detenido desde febrero por delitos de lesa humanidad, hasta el penal de Ezeiza, luego de que la Justicia hiciera lugar a un pedido de su defensa, que había cuestionado las condiciones de su arresto en esa provincia.

El militar está procesado por haber integrado presuntamente una “asociación ilícita” con el ex general de la dictadura Luciano Benjamín Menéndez, y en otra causa por los secuestros de Ramón de Pedro Olivera, su hijo Ramón, y Verónica Matta, durante la última dictadura militar, entre 1976 y 1977.

Además, está involucrado en una causa que investiga la desaparición del soldado Alberto Ledo durante la última dictadura.