El dato fue aportado por el gobierno provincial y compromete, fundamentalmente, a adultos. Qué hacer para abandonar el mal hábito y dónde pedir ayuda.

Patricia Ruiz (LT10)

“Lo que se pretende es concientizar a la población sobre los riesgos que trae fumar”. Bajo esa consigna, hoy se realizaba en la estación Mitre una actividad, promovida por el gobierno provincial, en alusión al Día Mundial sin Tabaco que se conmemora este 31 de mayo. En ese contexto, Patricia Ruiz, médica generalista y referente del Plan de Prevención y Lucha contra el Tabaquismo, indicó que el “aproximadamente el 25% de la población fuma en edades adultas; pero se comienza en edades tempranas, en la adolescencia, que es lo más preocupante”, alertó en contacto con LT10.

Ante la consulta sobre si es posible abandonar el mal hábito que implica fumar, la especialista afirmó que “sí se puede”. “Tenemos que llegar con el mensaje a todos los fumadores porque muchas veces se sienten frustrados porque lo han intentado varias veces y creen que no es posible, pero sí es posible”, esgrimió.

Acerca de los caminos que deben seguir los fumadores y sus allegados, Ruiz planteó que “la persona que fuma, en algún momento, entra en conflicto con el cigarrillo, empieza a sentir que le hace mal. En ese momento tiene que empezar a buscar el camino por el lado de los beneficios y buscar placer en otras cosas que no sea el cigarrillo”.

Abandonar el cigarrillo “no es fácil”. “Pero es posible y se puede pedir ayuda. En general, un cambio en el estilo de vida tiene que acompañar a este gran cambio en su vida, con respecto a la alimentación, aumentar la actividad física, mejorar las relaciones interpersonales”, adujo la profesional.

Un factor determinante es la adicción tanto física como psíquica. “La adicción física no dura más de tres semanas –explicó la médica–. Aparece el llamado síndrome de abstinencia. Uno tiene que saber que, en mayor o menor medida, van a aparecer esos síntomas”. Así puede aparecer cefalea, nerviosismo, palpitaciones e irritabilidad.

Ya la adicción psíquica requiere de otro trabajo porque, “muchas veces, uno está acostumbrado a fumar en determinados momentos que, en principio, hay que evitar. Pero después hay que reincorporarse a la vida normal”, precisó Ruiz.

Quienes deseen recabar información o solicitar ayuda se pueden dirigir al segundo piso del Centro de Salud sito en bulevar Gálvez 1563 (ex hospital de Niños) o comunicarse telefónicamente al 0342 4573714.