En mayo, 33 trabajadores de limpieza y mantenimiento del Ministerio de Trabajo fueron despedidos tras el cambio de empresa tercerizada; sus nombres aparecieron señalados entre los más de 130 empleados del sector. Casualmente la lista incluyó a los tres delegados y a los empleados que había participado de protestas.

La CTA Autónoma denunciará esta tarde al ministro de Trabajo Jorge Triaca ante la Organización Internacional de Trabajo por “discriminación y persecución sindical” en el despido de 33 trabajadores tercerizados de limpieza que fueron incluidos en una lista negra por su participación gremial. Los empleados habían denunciado públicamente que la empresa contratada por el Ministerio adeudaba sueldos y aportes provisionales. “Más allá de la irregularidad del trabajo tercerizado y precarizado en el propio Ministerio de Trabajo, acá se despidió deliberadamente a quienes habían participado de las protestas”, afirmó José Peralta, secretario general de la CTA Capital.

El conflicto con la tercerizada Inmatec SA comenzó hace más de un año cuando la empresa empezó a pagar los salarios fuera de término y dejó de aportar las cargas sociales. La irregularidad afectó a los 130 trabajadores de limpieza y mantenimiento que se desempeñaban en el edificio de Leandro N. Álem al 600. En marzo pasado, la empresa directamente dejó de pagar los sueldos. Pero fue recién en mayo -tras las protestas de los trabajadores que hicieron movilizaciones, ollas populares y se encadenaron a la puerta- que el Ministerio rescindió el contrato y eligió a otra tercerizada, Clearing Office SRL, para prestar el servicio. Triaca prometió la continuidad laboral de todos los empleados.

Pero no fue así. El 2 de mayo, después de los festejos por el Día del Trabajador, los empleados de limpieza se encontraron en la puerta del Ministerio con la lista de quienes no habían sido recontratados, unos 33 en total. Casualmente allí se estaban los tres delegados del Sindicato de Trabajadores de Maestranza y Mantenimiento (Sitmma) y otros treinta que habían participado activamente de las protestas.

“Está a la vista que son despidos acompañados por discriminación y persecución sindical. La lista fue realizada por personal del Ministerio de Trabajo que sabían quienes eran los delegados y los trabajadores que habían participado de la protesta. Todo sucede dentro del ámbito que tiene garantizar estos derechos. ¿Adónde íbamos a recurrir?”, le dijo a Página/12 Peralta, que esta tarde junto a los trabajadores despedidos irán hasta la sede de la OIT a presentar la denuncia.

Según el dirigente, el ministro Triaca “cerró las puertas al diálogo” y por eso deben recurrir a la instancia internacional. “Partimos de la irregularidad de que el ministro terceriza pero en esta instancia ni siquiera estamos reclamando eso, estamos pidiendo continuidad y el pago de los adeudado. Todos los trabajadores despedidos tienen más de seis años de antigüedad”, informó Peralta.

Para los denunciantes, estos “graves hechos que ocurrieron en la propia sede del Ministerio de Trabajo violentan los convenios 87, 98 y 135 ratificados por el estado argentino”, justamente los tratados que garantizan la libertad sindical. Este mediodía los trabajadores despedidos junto a integrantes de ATE y la CTA realizarán una olla popular frente a las puertas del Ministerio y de ahí se movilizarán hasta la sede de la OIT, en Córdoba al 900.