Está prevista para este miércoles, a las 12, ante la sede de la Fiscalía de Homicidios (Obispo Gelabert al 2800). El muchacho fue hallado sin vida en Padilla al 1600 días atrás. Su familia aduce que no murió por causas naturales y que sufrió golpes, así como que pudo ser torturado.

Mercedes Varga Medina (LT10)

Familiares y amigos de Gustavo Manessi convocan a una marcha hacia la sede de la Fiscalía de Homicidios –sita en Obispo Gelabert al 2800– para este miércoles, a las 12. Como es sabido, el estudiante la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UNL, tenía 31 años y fue hallado sin vida el pasado jueves (1 de junio) en Padilla al 1600.

En una primera instancia, se indicó que la muerte se debió a causas naturales. Sin embargo, su familia aduce que el cuerpo presenta indicios golpes y de haber sido torturado con una picana. Su madre, Mercedes Varga Medina, sostuvo –esta mañana en contacto con LT10–: “Vamos a mover todas las instancias para que se esclarezca y para que podamos vivir en una ciudad tranquila. Ante los indicios de que fue picaneado y la autopsia revela muerte natural”, planteó.

“Tiene cuatro marcas –continuó la mamá de Gustavo– y tiene un golpe en el ojo. Es curioso porque le pegaron, pero sus anteojos no se rompieron. A los anteojos se los pusieron después. Tenía una campera roja que si la veo en la calle la reconozco, tenía un buzo color natural con unas letras adelante. Le sacaron las medias”.

Según la información que pudo recabar Varga Medina, “hasta el momento que una vecina sale y lo ve, el muchacho que lo encontró nos dice que él (Gustavo) tenía el pantalón y las zapatillas puestos”. Ante la afirmación de la muerte natural como causa, la madre se interrogó acerca de “¿por qué fue provocada esa muerte?, ¿por qué está tirado en la calle?, ¿por qué aparece a varias cuadras de su casa?”.

Asimismo, señaló que acorde lo dicho por una vecina “él estaba como agonizando”.