Así lo denunciaron padres de la escuela Media 13. Educación de la Provincia está investigando los hechos.

La directora de una escuela amenazó a alumnos con el asta de una bandera
Los padres de alumnos de la Escuela Media 6 de La Plata que denunciaron por maltrato a la directora pegaron carteles en la escuela.

 


El relato coincidente de varios chicos provocó una fuerte reacción que amenaza con transformarse en escándalo. Un grupo de madres de alumnos de una escuela secundaria de La Plata denunció que la directora realizó un “peligroso juego” para permitirles entrar al baño: los arrodilló y sentó en el pasillo y con la punta del asta de una bandera los señalaba para permitirles el paso a los sanitarios.

Por ese hecho, que habría ocurrido el martes pasado en la Escuela Media Nro 13, situada en la calle 22 entre 48 y 49, se presentó una denuncia en la comisaría y tomó intervención de Dirección General de Escuelas. Además, la presentación ingresó en la Fiscalía 6 a cargo de Marcelo Romero, quien ya adelantó que se imputará a la directiva responsable del establecimiento. “La estamos notificando. Al parecer, apuntó a los chicos con el asta, lo que aparece como una suerte de amenaza. Una cosa absurda”, dijo el funcionario judicial en declaraciones televisivas.

Roxana Marcovich, madre de uno de los menores involucrados en el episodio, dijo a Clarín que “la directora reconoció que fue un error y me pidió disculpas. Pero eso no es suficiente. Queremos que intervengan las autoridades porque esto es muy grave”.

De acuerdo con la narración que hizo el chico de doce años, que cursa el primer año del secundario, el martes de la semana pasada, cuando todos terminaron de almorzar fueron hacia el sector de los baños. Como las puertas estaban cerradas, la preceptora fue a pedir las llaves a Sara Vera, la responsable de la institución. Entonces, según contó el chico, la mujer dispuso que todos los que esperaban su turno para ingresar se arrodillaran o se pusieran en cuclillas en una rueda.

“Vino con el palo de la bandera y lo hacia girar. Al que le tocaba, entraba, los demás tenían que esperar. Y al que entraba lo apuntaba con el filo de la punta del asta”, agregó Mónica Ballarre, otra de las madres que apoyó la denuncia.

Esta mañana, unos cinco padres se reunieron en la puerta de la escuela para evaluar acciones. Piensan llevar un escrito a la Dirección de Escuelas y mantener el reclamo de que desplacen a la directora. Armaron carteles que pegaron en las paredes, pero Vera los obligó a retirarlos.

En Educación de la Provincia reconocieron que a partir de la difusión del caso, un equipo de inspectores comenzó a reunir datos para hacer un informe que permita determinar si hubo alguna irregularidad.