12.2 C
Santa Fe
lunes 23 de mayo de 2022

Cambió las artes marciales por el boxeo y murió plena pelea

Foto: vox.com

Te puede interesar

El canadiense Tim Hague falleció tras ser noqueado el viernes. El deceso reabre el debate sobre si los luchadores están listos para dar el salto y combatir en el ring.

El mundo del deporte se vio sacudido en la tarde de ayer, cuando Tim Hague, especialista en artes marciales devenido en boxeador, murió luego de permanecer algunas horas en estado crítico (con muerte cerebral diagnosticada previamente), tras ser noqueado en la noche del viernes por su rival, Adam Brainwood. La noticia fue confirmada por Jackie Neil, hermana del púgil, quien desde su cuenta de Facebook escribió: “Con inmensa tristeza, dolor y congoja, comunico que Tim ha fallecido hoy (por ayer). Estaba rodeado de su familia, escuchando sus canciones favoritas. Lo extrañaremos enormemente. Pedimos privacidad durante estas horas difíciles”.

https://www.youtube.com/watch?v=e578UOCnWEE

El Shaw Conference Center canadiense fue el escenario de la velada boxística en la que tomó parte Hague (33 años) el pasado viernes, para enfrentarse a Brainwood en un combate de la categoría peso pesado, sin mayor relevancia que el medio local. Era su cuarta pelea como profesional y la primera de este año.El ex competidor de MMA (artes marciales mixtas, según la sigla en inglés) no pudo resistir los ataques de su rival, que lo derribó cuatro veces hasta que en la quinta ocasión lo dejó tendido inmóvil sobre el ring, quedándose con el combate por nocaut técnico.

Los médicos que ingresaron para asistir al derrotado no pudieron reanimarlo de inmediato, aunque finalmente Hague se levantó por sus propios medios y hasta salió caminando del cuadrilátero. El canadiense fue igualmente trasladado al hospital Royal Alexandra, donde los profesionales se dieron cuenta de la compleja situación, lo operaron para reducir la presión que estaba sufriendo su cerebro y, luego de algunas horas, confirmaron su gravísimo estado y la muerte cerebral del boxeador.

Lejos estaba Hague de ser un competidor que encontró en las artes marciales el escape a una vida difícil. El suyo era un caso especial:tenía estudios y se había diplomado en Arte y en Educación Primaria en dos universidades distintas. De hecho, ejerció como maestro de jardín en Rochester, Alberta. Al mismo tiempo, practicaba jiu jitsu. En 2006, se dio el gusto de debutar como profesional de las artes marciales mixtas. No le costó mucho hacerse notar en el círculo canadiense y en apenas cinco peleas se quedó con su primer título, el del King of the Cage (Rey de la Jaula)del país del Norte. Así se abrió camino hasta el Ultimate Fighting Championship (UFC), el circuito más reconocido del mundo.

Tras hacer una carrera sin demasiado brillo, con 21 victorias y 13 derrotas en el UFC, Hague decidió pasar al boxeo, donde había tenido su primera incursión en 2011, con un triunfo. Sumó dos derrotas en los últimos tres meses de 2012 y peleó por última vez el viernes. Su deceso abrió la puerta, nuevamente, de un debate que también se instaló con el anuncio de la pelea que sostendrán Floyd Mayweather y Conor McGregor, uno de los mejores exponentes de MMA:¿están preparados estos atletas para dar el salto al boxeo o es un riesgo cuyo límite se desconoce?

[comentarios]

Últimas noticias