33.1 C
Santa Fe
lunes 25 de octubre de 2021

Rafaela: Aprobaron el sistema de botón de alerta

Foto: La Opinión

Te puede interesar

Es para prevenir la violencia de género.

La polémica sigue siendo moneda corriente en el Concejo Municipal, pese a que, posteriormente, los temas son aprobados por unanimidad. En este caso, la discusión pasó por la ordenanza que habilita a que la Municipalidad de Rafaela firme un convenio con la Corte Suprema de Justicia y que pueda comprar botones de alerta para ser utilizados en la prevención de casos de violencia de género. Cuando sean activados, la alarma sonará en el Centro de Monitoreo Municipal, que luego derivará el llamado a la GUR y a otros organismos provinciales (Policía, Justicia, etc.). El oficialismo logró incorporar un proyecto para que se cree una comisión, en donde todas las instituciones participantes diseñe, coordine y monitoree el funcionamiento del sistema.

Buena parte de la discusión terminó siendo personal: es que Lisandro Mársico, autor del proyecto, terminó apuntando los cañones hacia Marcelo Lombardo, acusándolo de no realizar correctamente su función como concejal. “Trabajá más, hace mejor las cosas y después vení a reclamarme a mí y al resto de los concejales”, lanzó.

Antes de comenzar el debate, había reuniones para terminar de coordinar el proyecto. Como no se logró, se pasó a un cuarto intermedio en Presidencia. Un mecanismo cada vez más utilizado, dado que no hay consensos en comisión. Claramente, marca una desprolijidad, que no era habitual en las sesiones.

De nuevo en las poltronas, y con el debate libre habilitado, Mársico marcó algunos logros en materia de seguridad: la GUR, el Centro de Monitoreo, las cámaras de seguridad, etc. “Pero no nos podemos quedar aquí y tenemos que avanzar hacia nuevas formas” de prevención, dijo. Y tomó como ejemplo a la ciudad de Santa Fe

El demoprogresista también planteó la falta de debate en comisión. “Hace un año, en la sesión que hicimos en el CCIRR, aprobamos una minuta por este tema y nunca tuvimos una respuesta. Le esquivaron a la cuestión” desde el Ejecutivo, marcó.

Justificó la ordenanza marcando el apoyo que dio el Fiscal General Jorge Baclini, Fiscal Regional Diego Vigo y el Jefe de la UR V de Policía, comisario Adrián Rodriguez y la Dra. Liza Báscolo, jueza de Familia (quien indicó que serían necesarios unos 20 botones de alerta).

Ante la duda planteada sobre si la GUR podría intervenir, Mársico afirmó que está dentro de sus competencias y que con su sola presencia, se lograría deponer la actitud de quienes golpean a las mujeres, a quienes llamó “cobardes”.

Natalia Enrico, a su turno, marcó que “deberían haberse sentado a las mesa las instituciones que se vinculan a la norma”, aunque marcó “la premura de Lisandro porque no nos contestaron la minuta”. Asimismo, reclamó dejar de lado las pertenencias partidarias y los reclamos entre distintos niveles del Estado para trabajar en conjunto.

Evangelina Garrappa, autora junto a Germán Bottero de un proyecto para crear un plan estratégico sobre la violencia de género, fue quien propuso incorporar en el articulado la creación de una comisión.

Raúl “Lalo” Bonino, por su parte, recordó que el tema había sido presentado hace tres años, en el marco de un programa de seguridad ciudadano. “Lo tildaron de facho. Celebro que ahora se pueda ver sin ideología”, dijo y se preguntó: ¿cuántas mujeres se hubieran podido proteger en este tiempo?

Sobre el final, Hugo Menossi retrucó sobre los costos que se mencionaron (U$S 23.000 para 20 botones y U$S50.000 para el software): “la vida de una mujer no depende de un costo. Ocupándonos hoy del recurso está mal”.

Marcelo Lombardo dijo: “Lisandro siempre dice que está seguro de lo que hace cuando se sienta. Yo tengo algunas inseguridades sobre ciertos temas”. Y marcó que desde el SEOM plantearon ciertas dudas sobre su futura actividad. “A veces me suena más a demagogia política que a dar soluciones”, indicó y destacó que “no leímos la ordenanza en comisión. Tenemos que darnos los tiempos necesarios de debate, porque no es en beneficio del oficialismo o de la oposición, sino de la sociedad”, indicó y completó: “cuando la mayoría pasó a estar en la oposición, suponía que se iban a estirar el estudio de los temas. Pero no se da ningún debate. Y cuando uno lo cuestiona, nos dicen que es porque antes nosotros tampoco los dábamos”.

Mársico contestó saliéndose del proyecto y apuntando a la labor del concejal gremialista: “¿por qué están apurados por la UNRaf, que ya está el llamado a extraordinarias? ¿por qué no trabajaste, Marcelo, el tema del Tribunal de Cuentas? ¿Por qué no trabajaste este tema el año pasado? No estás presente en un montón de trabajos y planteas que no damos las discusiones. Promuevo que vos armes lo que decís que no lo hacemos. Trabajá más, hace mejor las cosas y después veni a reclamarme a mí y al resto de los concejales. ¿Por qué me obligás a decir estas cosas?”, disparó.

Lombardo, con su tono mesurado, le contestó: “las respuestas las doy a los vecinos, no a los concejales. A esta ordenanza se le dio despacho porque Lisandro dijo que se sentía derrotado porque no había podido darle despacho a nada. El trabajo no es solo en este recinto o en la oficina. Yo no estoy presente los miércoles. Como otros concejales no están presentes otros días. Duele porque siento que es una falta de respeto. Si esas son las condiciones con las que se quiere trabajar, las acepto”, retrucó.

Evidentemente, las diferencias ya no solo son políticas: ahora son personales.

Otros temas

También se aprobó por unanimidad un pedido para que el DEM informe si quienes viven en las viviendas del Plan Cáritas son los beneficiarios originales, la sugerencia al Ejecutivo para que Rafaela firme un convenio con la Provincia para adherir al Programa de Producción Sustentable de Alimentos Periurbanos que encara la Provincia, la posibilidad de crear el Profesorado de Educación Física en nuestra ciudad, entre otros puntos.

[comentarios]

Últimas noticias