Así lo estimó el director regional de la Afip, Carlos Vaudagna. Comprenden rubros como servicios agropecuarios, publicidades y bienes.

Carlos Vaudagna (LT10)

Una organización, que facilitaba la evasión mediante la venta de facturas falsas a empresas que así podían evitar el pago de impuestos, fue desarticulada en las últimas horas por la Justicia de Rosario y la propia Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip). Ya esta mañana, Carlos Vaudagna, director regional del organismo oficial, aseveró que “en función de las investigaciones que se realizaron durante estos meses, advertimos que había empresas, comercios y personas físicas que habían adquirido facturas truchas a esta organización” en alusión a firmas de nuestra ciudad.

En concreto, “aproximadamente son 50”. “Había empresas, comercios y algunas personas físicas, de distintos rubros. Había algunos servicios agropecuarios, de publicidades y también de bienes”, detalló el funcionario en contacto con LT10.

La asociación ilícita que fue desbaratada habría evadido 2.500 millones de pesos.