Por un lado Adriana Molina se mostró crítica ante la norma mientras que Ignacio Martínez Kerz señaló que “cuando la Corte Suprema resuelva, vamos a avanzar en un proyecto de ordenanza para la ciudad de Santa Fe”.

Adriana Molina e Ignacio Martínez Kerz – LT10

La Corte Suprema de Justicia santafesina resolvería mañana la designación de un camarista en el fuero Civil y Comercial para desempatar una probable paridad a favor y en contra de los ministros frente a la constitucionalidad o no de la ley 13.441, conocida como de descanso dominical.

Adriana Molina e Ignacio Martínez Kerz debatieron por LT10 al respecto encontraron diferencias entre sus opiniones. Por un lado, la concejal de la UCR, expresó: “nosotros siempre tuvimos una posición crítica ante esta norma porque tiene debilidades jurídicas. Por este motivo, la Corte Suprema de Santa Fe tiene que dictaminar sobre la constitucionalidad de la norma. Otra cuestión que nos preocupa es el impacto que podría generar en el empleo. No se necesita una ley para que se respeten los derechos del trabajador que tiene que cumplir funciones un día domingo”.

Por su parte, el edil perteneciente al PJ, manifestó que “la norma de descanso dominical tiene vigencia y ya hay muchas ciudades que la están aplicando. Esta norma no regula en materia laboral sino que delega en los municipios la regulación de los días y horarios de apertura de los negocios (en este caso, de los supermercados)”.

“Cuando la Corte Suprema resuelva, vamos a avanzar en un proyecto de ordenanza para la ciudad de Santa Fe. Todos los referentes comerciales de la ciudad nos dijeron que no hay peligro de pérdida de fuentes laborales”, indicó Martínez Kerz y añadió  “hoy, la discusión está trabada por la presión que ejerce la empresa Coto. Les recuerdo que gente de COTO destrozó la fachada de la Legislatura cuando se aprobó la ley”.

Por último, Adriana Molina destac que la ley  “no favorece ni el perfil de ciudad, ni a los trabajadores. Por este motivo, no vamos a acompañar una ordenanza de esta naturaleza”.