12.7 C
Santa Fe
miércoles 25 de mayo de 2022

Se lanzó la Superliga

Foto: Clarín

Te puede interesar

Con presencia masiva de dirigentes, muchos jugadores y ex jugadores, las cadenas Fox Sports y TNT y la AFA dieron el puntapié inicial. Es una oportunidad histórica, coincidieron.

“Ojalá tengamos el fútbol que nos merecemos”. La frase de Claudio Tapia en el cierre del discurso que brindó en el lanzamiento de la Superliga dispara preguntas. ¿Qué podemos esperar después de tantos años de desidia, de despropósitos organizativos, de números rojos y manejo discrecional? ¿Será posible tener un campeonato cargado de transparencia, con las cuentas en orden, despojado de miserias y avivadas? El mensaje que baja Chiqui, el heredero de Julio Grondona, tiene que ver con las respuestas a estos últimos interrogantes. Se lo había dicho a Clarín un rato antes, entre bambalinas, mientras esperaba ser entrevistado por Fox Sports, uno de los dos canales que se hará cargo de la televisación de los partidos de Primera División a partir del viernes 25 de agosto. ”Tiene que salir bien, tiene que salir bien”, repetía el mandamás de la AFA, de saco azul, camisa celeste y corbata al tono.

Y a esa búsqueda apunta el cambio de paradigma que llegó con la Superliga, un nombre tan pomposo como la fiesta que se celebró anoche en el Hotel Hilton de Puerto Madero. Con presencia masiva de la mayoría de los dirigentes del fútbol argentino, los mismos que hasta ahora no pudieron enderezar el rumbo institucional de la casa madre de la pelota. Esos que recién ahora, a bordo de una nueva estructura profesional, intentarán ordenar presupuestos, honrar sus deudas y darle un marco de seriedad a sus clubes. Más allá de lo estrictamente deportivo, está claro.

“Tenemos una oportunidad histórica”, le dijo Rodolfo D’Onofrio a este diario. El presidente de River decidió no viajar a Salta, donde su equipo jugó anoche ante Atlas por la Copa Argentina. “Había que estar sí o sí”, agregó. Lo acompañó Jorge Brito, vicepresidente millonario y de la Superliga. Estuvo Daniel Angelici, pero el mandamás de Boca no se subió al escenario para la foto de gala. Posaron Víctor Blanco y Hugo Moyano, presidentes de Racing e Independiente. Matías Lammens brilló por su ausencia. A esa hora, San Lorenzo jugaba contra Cipolletti de Río Negro por la Copa Argentina en Lanús. Muy cerca de ellos estaba Sergio Marchi, el secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados, el hombre que enfrentó a los directivos al reclamo de los salarios atrasados. ¿Se cerrará el acuerdo pretendido en el Ministerio de Trabajo, con un protocolo de fiscalización, control y sanciones, como pretende el sindicalista?

Malevo, el grupo de malambo que triunfó en America’s Got Talent y saltó a la fama, marcó el ritmo en el comienzo de la velada con sus botas y boleadoras. Después, Leandro Leunis se encargó de la conducción del evento. Explicó un detalle fundamental: cómo se verá el torneo a partir de los acuerdos con las cadenas norteamericanas. En cable básico sin costo adicional hasta el 30 de septiembre o en HD pagando una suma de 300 pesos desde el próximo viernes. Los que elijan la alternativa arancelada tendrán dos canales premium con programación propia las 24 horas.

Enseguida, hablaron Tapia y Mariano Elizondo, CEO de la Superliga, y Carlos Martínez y Whit Richardson, representantes de Fox Latinoamérica y Turner, los pioneros de las reuniones en la Casa Rosada, cuando empezó a cocinarse este meganegocio de 3.000 millones de pesos por año, en simultáneo con el final del Fútbol Para Todos, el despropósito que pergeñó el gobierno kirchnerista.

Bajo el lema “Viví tu pasión” se lanzó la programación de las dos señales con dos envíos que serán las naves insignias los domingos a las 22, el tradicional horario del viejo Fútbol de Primera. A ese estilo apuntan El Juego Sagrado y TNT Gol, que emitirán los goles de todos los partidos. Luego, llegó el turno de presentar a las figuras de las señales. Para el final, tocó la banda del Zorrito Von Quintiero. Y hubo muchas selfies. Con los campeones del 78, entre ellos el Pato Fillol, y del 86, con Jorge Burruchaga a la cabeza. También, Barros Schelotto, Benedetto y Pablo Pérez, las caras del último campeón.

El cambio está en marcha. Si se cumple lo prometido, ojalá no se detenga, por el bien del fútbol.

[comentarios]

Últimas noticias