Bajo el lema “De la investigación a la asistencia sanitaria” se conmemora hoy el Día Mundial del Farmacéutico. La presidenta de la Primera Circunscripción, Adriana Cuello, remarcó el papel fundamental que cumplen estos profesionales en la sociedad porque no solamente dispensan remedios sino que trabajan en su desarrollo.

Este 25 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Farmacéutico, fecha a la que se adhirió cuando en 2010 se creó la Federación Internacional Farmacéutica (FIP). Este año, el lema es “De la investigación a la asistencia sanitaria” porque el farmacéutico cumple un rol muy importante en todos estos ámbitos. Para Adriana Cuello, presidente del Colegio de Farmacéuticos Primera Circunscripción, “lo que viene a querer decir este lema es que el farmacéutico trabaja en el desarrollo del medicamento, en su dispensa y en la asistencia al paciente. En estos últimos años hubo un cambio de paradigma. Antes estábamos más abocados al medicamento, pero ahora en la asistencia al paciente. Eso porque tenemos un contacto muy directo con él y tenemos que aprovecharlo. Muchas veces una persona concurre dos o tres veces a la farmacia para consultar por un remedio u otro y es muy importante que nosotros sepamos informarle, explicarle y hasta seguirla en su tratamiento. Este año se nota el aumento de los medicamentos crónicos, debido al aumento de la vida media de la población. Entonces, la actividad profesional farmacéutica, que como dije anteriormente en muchas ocasiones es el primer contacto de un paciente con el ámbito de la salud, tiene que aprovecharlo”.

Hoy, la gestión farmacéutica es muy variada, por lo que la capacitación del profesional es constante. “En materia de medicamentos hay muchos intereses, pero nuestro valor agregado es el profesional farmacéutico. Las farmacias están consideradas como un centro de salud y de muchísima consulta, por eso nuestra defensa al profesional”, sostuvo.

Desafíos

Para Cuello, el lema de este año es abarcativo pero muy real. “La gente debe entender que el farmacéutico es el especialista en el medicamento y, además, un consultor en salud. El lema pone foco en eso. Muchos creen que solamente somos expendedores de remedios. Y no es así.

Como colegio, además, tenemos la responsabilidad de ser custodios de las leyes que regulan la actividad farmacéutica. En ese sentido estamos siempre muy atentos. Defendemos la Ley Provincial N° 22.087 que tiene que ver con el farmacéutico propietario de su farmacia. Y eso no es un capricho. Hay cadenas de farmacias que quieren instalarse en Santa Fe y obviamente nosotros lo rechazamos porque va en detrimento, no solamente de la farmacia como centro de salud, sino de la profesión del farmacéutico”.