23.2 C
Santa Fe
sábado 23 de octubre de 2021

Crimen de Araceli Fulles: liberaron a cuatro de los cinco sospechosos

Te puede interesar

Sólo sigue preso el dueño de la casa donde fue encontrado el cuerpo.

A casi cinco meses del hallazgo del cuerpo de Araceli Fulles, semienterrado bajo escombros en el fondo de una vivienda de San Martín, sólo sigue preso el dueño de esa casa: Darío Badaracco. Es que en las últimas horas los otros cuatro detenidos por el femicidio de la joven estrangulada fueron liberados por falta de mérito por la Cámara de Apelaciones de San Martín.

La resolución fue adoptada por la Sala I de la Cámara, que debió analizar los 24 cuerpos del expediente a raíz de las apelaciones a las prisiones preventivas dictadas en primera instancia contra los acusados Hernán Alberto Badaracco (38) -hermano del principal acusado-; Carlos Damián Cassalz (34), Marcelo Ezequiel Escobedo (37) y Hugo Martín Cabañas (46), informaron fuentes judiciales a Télam.

 

Si bien los cuatro quedaron libres el viernes pasado, aún continúan sujetos a la investigación, al igual que Darío Badaracco (29), el dueño de la casa donde fue hallado el cuerpo de Araceli (22), cuya defensa no apeló la prisión preventiva en su contra.

La prisiones preventivas de los cinco sospechosos habían sido dictadas el 5 de junio pasado por el juez de Garantías 1 de San Martín, Martín Porto, a pedido de la fiscal de la causa, Graciela López Pereyra, quien les atribuyó los delitos de homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas, con penas de reclusión perpetua.

El crimen de Araceli causó conmoción. La chica había sido vista por última vez la madrugada del 2 de abril en una plaza cercana a su casa de San Martín, pero su cuerpo fue hallado 25 días después por los perros rastreadores de Punta Alta. El cadáver estaba debajo de unos escombros en el patio de la casa de Darío Badaracco, en Alfonsina Storni 4477 de José León Suárez. La autopsia determinó que la causa de la muerte fue “asfixia mecánica” por “estrangulamiento a lazo” con un elemento compatible con precintos plásticos.

Badaracco declaró tres veces como testigo antes de ser imputado, la última vez el mismo día del hallazgo del cuerpo, pero se mantuvo prófugo hasta que la noche del 28 de abril, cuando fue detenido detrás de la villa 1-11-14 del Bajo Flores porteño gracias a una vecina que lo reconoció por la calle.

La mujer de Badaracco reconoció ante la Justicia que había mentido en su primera declaración para favorecer a su marido y que tenga coartada. Claudia Guzmán dijo que la verdad era que la madrugada en la que se cree ocurrió el crimen ella no estuvo con Badaracco en la casa de José León Suárez e, incluso, un día antes del hallazgo del cadáver su pareja le había pedido que consiga un albañil para hacer una losa en el sitio donde los perros encontraron enterrado el cuerpo de Araceli.

[comentarios]

Últimas noticias