La incrementada actividad del volcán Mount Agung desde el pasado viernes ha propiciado una alerta máxima de desalojo de la zona de 12 kilómetros alrededor del cráter.La Agencia de Gestión de Desastres (BNPB) de Indonesia elevó a más de 96.000 el número de desplazados por alerta máxima de erupción del volcán Agung en isla de Bali, que recibe a 200.000 turistas extranjeros, por mes. (27.09.2017)
Las autoridades indonesias alentaron este jueves (28.09.2017) a los vecinos de la zona a acudir a los alberges de emergencia, como ya lo han hecho unos 122 mil habitantes, ante el peligro que representa la posible erupción del volcán Mount Agung en la isla de bali.
La alerta máxima se emitió el pasado viernes y sigue vigente en torno a la montaña de unos 3.000 metros de altura, aunque se desconoce si el volcán entrará en erupción ni cuándo lo hará.
A pesar de la alerta, miles de personas siguen dentro del área de riesgo, un radio de hasta 12 kilómetros alrededor del cráter. El director de información de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB, en indonesio), Sutopo Purwo Nugroho, indicó una de las razones por las que muchos vecinos se niegan a salir de la zona establecida es por no querer abandonar a su ganado.
“A menudo es difícil evacuar a la gente de sus hogares. Incluso cuando el volcán entra en erupción, los residentes no se van por varias razones, una de ellas es conservar las vacas”, dijo Nugroho en un comunicado que no indica cuántas personas rechazan la evacuación.
El Centro de Vulcanología y Mitigación de Peligros Geológicos elevó el día 22 la alerta de erupción al nivel máximo (el 4) y registra desde hace días un incremento constante de la actividad a través de movimientos volcánicos, energía térmica y volumen del volcán.
Las autoridades instalaron el miércoles sirenas móviles para alertar a la población, mientras que las comunidades y algunas ONG asisten a los desplazados en más de 508 refugios de nueve distritos de la isla.
Los grandes destinos turistas de la isla de Bali, como Kuta y Ubud, se encuentran a más de dos horas en coche de la citada montaña, por lo que no se ven en riesgo de la posible erupción.
Indonesia, que se encuentra dentro de la zona sísmica y volcánica denominada “Anillo del Fuego”, alberga más de 400 volcanes, de los que al menos 129 continúan activos y 65 están calificados como peligrosos.
La última vez que el Gunung Agung, como se conoce al volcán en la lengua local, expulsó ríos de lava fue hace más de medio siglo. En 1963, tras 120 años de calma y cuando se creía que ya no estaba activo, el volcán volvió a entrar en erupción. En aquella ocasión, el 17 de marzo de 1963, murieron más de 1.100 personas.