20.3 C
Santa Fe
martes 24 de mayo de 2022

Vera: conmoción por un caso de abuso y trabajo esclavo

Infovera

Te puede interesar

Un hombre y una mujer de nacionalidad colombiana fueron detenidos e imputados por los delitos de reducción a la servidumbre y abuso sexual en perjuicio de una joven, oriunda del mismo país.

La denuncia fue radicada el viernes pasado en la Comisaría de la Mujer de Vera por una docente de esta ciudad que acudió a comprar ropa al local ubicado en San Martín y 9 de Julio. Cuando se encontraba en el interior de la tienda se le acercó una adolescente, quien le rogó que la ayudara a volver con su familia en Bolivia. Le reveló que la tenían contra su voluntad y que la explotaban laboralmente.

Desde la Policía se dio aviso a la Unidad Fiscal de Vera, y desde allí a la Dirección de Trata. Tomó intervención en el hecho el fiscal Martín Gauna Chapero, que ordenó los allanamientos en los locales de venta de ropa (son dos en Vera) y en un departamento de calle Juan de Garay donde viven Erik y Edith Aguilar Contreras, de 25 y 24 años, responsables del negocio de venta de ropa de vestir a precios bajos.

Pero tras ese operativo, la joven en cuestión no aparecía y los dos sospechosos alegaron que, en realidad, era una pariente suya que había regresado a Buenos Aires, donde supuestamente vivía.

El fiscal desconfió de esa versión y ordenó peritar los viajes a Buenos Aires desde Vera en las líneas de colectivos que cubren ese servicio. El resultado fue que nadie con ese tipo apariencia física había partido hacia la capital argentina.

La morada de Juan de Garay fue otra vez allanada, y ahora pudo ser hallada la joven llamada Rocío Cori Q., de 19 años, proveniente de Cochabamba.

Ya en sede judicial, Rocío denunció ante el fiscal que llegó a Vera luego de concurrir a una agencia de trabajo en La Paz, que la ubicó en el local con la promesa de que cobraría 100 dólares por semana. Pero que, a la postre, fue un pago que nunca se cumplió. Además, contó que le retuvieron el documento de identidad y que solo debía cumplir con su trabajo de vendedora de 7 a 22 horas todos los días, sino que también tenía que realizar tareas de limpieza y cuidar de los hijos pequeños de la pareja a cargo del comercio.

Como si fuera poco, relató que el viernes, en ocasión en que la esposa del dueño no estaba, éste la invitó a salir; como se negó, la obligó bajo amenazas. Estuvieron en un bar de la ciudad, le hizo ingerir bebidas alcohólicas y – se investiga – la abusó sexualmente en un descampado.

Con esa declaración contundente, el fiscal Gauna Chapero pidió la detención de la pareja, que el lunes en audiencia pública en la OGJ de Vera fue imputada por reducción a la servidumbre, en tanto que al sujeto se le agregó el delito de abuso sexual con acceso carnal. Los locales de venta de prendas fueron clausurados.

La víctima permaneció en el Hospital de Vera hasta la mañana del martes en que la Dirección de Políticas de Género de la provincia tomó estado de la situación y analizaba la forma de extraditarla a su país de origen.

 

[comentarios]

Últimas noticias