El ex mandatario estadounidense llega a la provincia para participar de un encuentro sobre economía y medio ambiente.

Barack Obama hoy visitará Córdoba, pero apenas se dará cuenta que pisará el suelo de la provincia. El ex jefe de Estado llegará al aeropuerto de la capital provincial después del mediodía en vuelo directo desde los Estados Unidos, y luego de hacer migraciones, se dirigirá al centro de convenciones del hotel Quorum, ubicado en las inmediaciones de la estación aérea. Hasta aquí llega para cerrar la cumbre de Economía Verde, que está organizada por la gobernación y una fundación norteamericana, llamada Advanced Leadership.

En el hotel Quorum había un operativo intenso de efectivos de seguridad. Cada participante del evento –unos 300– tenía que pasar por una fila, certificar su credencial en un escáner y pasar todas sus pertenencias por un camioncito de la división antidrogas de la Policía de Córdoba, con un sistema para detectar explosivos y armas similar al que se usa en los aeropuertos, sólo que portátil. Por la cercanía entre el aeropuerto y el lugar donde se hace el encuentro, la vida en la ciudad no se veía alterada de manera sustancial.

Los movimientos de Obama serán restringidos. El primero en saludarlo será el gobernador Juan Schiaretti, con quien tendrá un encuentro a solas. Después, el mandatario le presentará al ex ocupante de la Casa Blanca a una lista de personas VIP que va desde la primera dama cordobesa, Alejandra Vigo, al ex gobernador de la provincia, José Manuel de la Sota. Por supuesto, no podían faltar poderosos empresarios de la provincia, como Roberto Urquía. En ese encuentro privado también estará el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti y el rector de la Universidad de Córdoba, Hugo Juri.

Antes de que Obama cierre el encuentro de la Economía Verde con una charla que tendrá con un ex asesor suyo, Juan Verde (que es, en definitiva, quien lo convenció para venir a Córdoba), también tendrá un encuentro con unas 100 personalidades que fueron especialmente invitadas para conocerlo. Es lo que en la jerga diplomática se conoce como “meet and greet” (encontrarse y saludar). Nada más.

El plato fuerte, que es su intervención en el Congreso, está planificado para las 16.30. En ese momento, no se podrá circular dentro del perímetro del encuentro. Y es posible que entonces e incluso antes se bloquee el funcionamiento de los teléfonos celulares.

Este congreso de Economía Verde tiene como objetivo replantear la relación entre la economía y el ambiente, que es uno de los desafíos más grandes del siglo XXI, debido a la crisis del cambio climático y la extinción masiva de especies. Por la mañana, inauguró el encuentro Eric Maskin, premio Nobel de Economía, quien disertó sobre cómo reducir las emisiones de dióxido de carbono a partir del mecanismo de subastas.

Luego de su participación en el congreso, Obama se dirigirá a Buenos Aires, donde tendría un encuentro con el presidente Mauricio Macri.