Se trata de una iniciativa de la concejal Adriana Molina, la cual apunta a legislar una actividad de alto crecimiento en la ciudad.

Adriana Molina (LT10)

En una jornada que prevé ser extensa, el Concejo Municipal debate hoy la regulación de las fiestas electrónicas y el pedido del cuerpo para que la provincia adhiera a la pirotecnia cero, entre otros temas. Una de las cuestiones destacadas, en ese orden, es la modificación de la ordenanza de ordenamiento urbano de la ciudad de Santa Fe en relación con las cervezas artesanales.

“Lo que se plantea, a través de esta modificación, la elaboración de cerveza artesanal esté integrada al reglamento de ordenamiento urbano. Hasta la fecha, la ciudad se caracteriza por la cantidad de emprendedores e industriales o fabricantes de cerveza artesanal. En este caso, la legislación se adapta a lo que está sucediendo en la ciudad”, argumentó la edil oficialista Adriana Molina.

De esa forma, lo que establecerá es que “la cerveza artesanal es aquella que no tiene aditivos químicos”. “También se da la opción para que existan tres modalidades: una, de elaboración de cerveza artesanal en locales de hasta 60 metros; otra, de elaboración más lugares para la degustación y la tercera, de elaboración de cerveza artesanal más locales gastronómicos, conocidos como brew up”, detalló la concejal.

Según manifestación, estas nuevas disposiciones devienen del pedido de los propios productores a la luz de la necesidad de “una legislación que se adecuara a lo que es hoy la cerveza artesanal”, entendida como un trabajo vinculado a la cultura y al turismo local.