Son 14 muestras recolectadas en el automóvil del imputado y otras 78 que estaban en un nido de carancho. Por su parte, los estudios realizados en el Instituto Médico Legal de Rosario concluyeron que las muestras que se pudieron analizar –sólo tres pelos– no son de la joven de la que se desconoce su paradero. En tanto, ayer se confirmó la prisión preventiva del imputado en la investigación.

Los fiscales que investigan la desaparición de Rosalía Jara, Gustavo Latorre y Martín Gauna Chapero, informaron hoy que enviarán en los próximos días un total de 92 pelos al Servicio de Huellas Digitales Genéticas de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Así lo manifestaron en una conferencia de prensa que brindaron a los medios de la ciudad de Vera luego de que se confirmara que las muestras analizadas –en las que se pudo encontrar perfil genético– por el Instituto Médico Legal (IML) de Rosario no son de la joven de la que se desconoce su paradero.

“Solicitamos un estudio de ADN mitocondrial para el que remitiremos 14 pelos que fueron encontrados en un automóvil que es propiedad del hombre imputado en la investigación y otros 78 pelos que fueron hallados en un nido de carancho en el suelo. Se trata de un análisis más complejo que el ya realizado”, precisó los fiscales. “Seguiremos disponiendo todas las diligencias que sean necesarias y agotaremos todas las opciones que tengamos al alcance de la mano para descartar o confirmar cualquier hipótesis”, agregaron