Los trabajos demandaron una inversión cercana a los $ 19 millones. En paralelo se realizan otras 10 obras hídricas para prevenir inundaciones y anegamientos en la ciudad capital y alrededores.

El gobierno provincial, a través del Ministerio de Infraestructura y Transporte, ya ejecutó el 25% del desagüe Mariano Comas en la ciudad de Santa Fe, con una inversión de $ 18.933.174. Se trata de una obra necesaria y esperada que permitirá drenar los excedentes hídricos evitando anegamientos muy frecuentes en la zona.

El ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, manifestó que “tomamos el compromiso, junto al gobernador Miguel Lifschitz, de disminuir el riesgo hídrico de la ciudad capital y estos desagües van a traer tranquilidad a los vecinos cuando se registren precipitaciones fuertes”, al tiempo que recordó que “desde el gobierno provincial trabajamos para realizar obras de infraestructura de calidad y que perduren por décadas”.

Desagüe Mariano Comas

La provincia invirtió $ 18.933.174 en un proyecto de compleja realización que se extiende por arterias muy transitadas de la ciudad y bajo las cuales existe un volumen importante de interferencias subterráneas, tales como caños de agua potable, cloacas, cables de energía eléctrica y comunicaciones, entre otros servicios e instalaciones subterráneos.

El director provincial de Obras Hidráulicas, Guillermo Luzzi, precisó que “el trabajo consiste en la ejecución de un desagüe troncal que se concentra sobre la calle Mariano Comas desde Urquiza hasta la intersección de avenida López y Planes con pasaje Irala. Esto permite sanear con muchísima eficiencia una zona de 20 hectáreas, beneficiando a más de 500 habitantes del barrio Mariano Comas en Santa Fe capital”.

“Asimismo, como obras complementarias, se ejecutan cañerías de acometidas que descargan a los conductos, bocas de registros, bocas de tormenta, troneras de acceso y otros trabajos necesarios para el correcto funcionamiento del escurrimiento del sistema”, explicó Luzzi.

Obras hídricas

El eje Gestión Hídrica se conformó por las siguientes obras tendientes a la prevención de inundaciones: la construcción de los desagües Larrea, Gorritti, Llerena, Mariano Comas y el colector principal El Sable; la refuncionalización del canal Las Mandarinas; el reordenamiento hídrico de la cuenca del canal Interlagunas; la restitución del talud sumergido del terraplén Garello, sobre la de zona de toma de agua del río Colastiné; la red telemétrica del río Salado; y una serie de tareas de mantenimiento y reparación del sistema de defensas contra inundaciones.