Google y Facebook tendrán que aceptar la censura de China y las restrictivas leyes en la red para acceder a sus 751 millones de usuarios de Internet.

Así lo informaron los reguladores chinos el lunes en una conferencia en Ginebra, citada por Reuters.

“Es algo que quizás se pregunta mucha gente, por qué Google, por qué Facebook, todavía no está funcionando y operando en China”, refirió Qi Xiaoxia, director general de la Oficina de Cooperación Internacional de la Administración del Ciberespacio de China (CAC).

Google abandonó China por su propia iniciativa en 2010. Sobre ello, Qi dijo para la Gobernanza de Internet en la sede europea de la ONU: “Si quieren volver, les damos la bienvenida”. Pero hay un detalle.

“La condición es que tienen que cumplir con las leyes y regulaciones chinas. Esa es la cuestión principal. Y también que no perjudiquen la seguridad nacional china ni los intereses de los consumidores nacionales”, aseveró.

El Partido Comunista Chino endureció su regulación de la red en el último año, formalizando nuevas leyes que requieren que las compañías almacenen datos localmente y censuren herramientas que permiten a los usuarios burlar el Gran Cortafuegos que bloquea sitios como Facebook y Google.