El gobernador Miguel Lifschitz inauguró la estación de bombeo en la localidad de Funes que permite hacer posible dotar de desagües cloacales a un amplio sector del noroeste de la ciudad denominado Zona Catastral N° 5. “Estamos aquí para brindarle a los vecinos los servicios básicos y la calidad de vida que todos merecen”, dijo el gobernador.

Financiado por el gobierno provincial, el emprendimiento demandó una inversión cercana a los 9 millones de pesos, beneficiando a 5 mil vecinos que viven en el lugar y que podrán ir conectándose al servicio cloacal de manera progresiva y por etapas.

“Tenemos un plan consolidado de obras para toda la provincia; en estos dos años hemos invertido en obra pública mucho más que en los años anteriores, y eso nos compromete a mantener ese ritmo de inversión y trabajo para el 2018 para darle a cada uno de los centros urbanos las condiciones básicas para su progreso”, destacó Lifschitz.

Por su parte, el intendente de Funes, Diego Barreto, resaltó la obra como “un hecho histórico para la ciudad”, ya que va a permitir tener el servicio a más de 150 familias y progresivamente se van a ir sumando más hasta llegar a las 1.300. “Agradezco al señor gobernador por estar y por el trabajo conjunto entre vecinos y municipio”, destacando que “ésta es la única manera de logra grandes cosas para la ciudad”.

En tanto, Mario Moreno, presidente de la vecinal Villa del Sol, que abarca la zona beneficiada agradeció a los gobierno, local y provincial, a Aguas Santafesinas y a los propios vecinos: “Vvenimos peleando hace un montón de años para contar con esta obra, y hoy tengo que decir gracias”, manifestó.

La nueva Estación de elevadora está ubicada sobre calle Roque Sáenz Peña, entre Ávila e Hipólito Irigoyen, y constituye un viejo anhelo de la zona, ya que se busca la eliminación de pozos ciegos para preservar las napas subterráneas de contaminación. “Cada hogar con desagües cloacales contribuye a la preservación del medio ambiente, mejora la higiene y reduce los riesgos de contraer enfermedades y ayuda a la economía familiar, al eliminar los gastos de vaciado de pozos negros”.

La Municipalidad de Funes tuvo a su cargo la ejecución de las redes colectoras domiciliarias, concretándose de este modo un trabajo en conjunto entre provincia y municipio.

En su totalidad la red tiene una longitud de más de 17.000 metros e incluye 1.172 conexiones domiciliarias en el sector comprendido por calles Tucumán al este, Vélez Sarsfield al sur, General López al oeste y Garrone y Vieytes al norte.

El objetivo general de esta obra es recibir los líquidos recolectados y conducidos por la red de 160 y 200 milímetros de diámetro y un corto colector. La cañería de impulsión de 1.120 metros descargará los líquidos en la boca de registro existente en la esquina de las calles Vélez Sarsfield y Tucumán.

La Estación Elevadora cuenta con dos electrobombas sumergibles con una capacidad de impulsión de 31 litros por segundo a una altura de 18 metros, además de las instalaciones eléctricas, automatismo y telegestión y estuvo a cargo de la empresa Bordó Arquitectura SRL.