Lo manifestó Pablo Serra, abogado de la UOM, en el marco del conflicto que atraviesa la empresa Vassalli en Firmat. Hoy se realiza la audiencia previa a la finalización de la conciliación obligatoria en el Ministerio de Trabajo. La firma pretende concretar un total de 200 despidos.

Pablo Serra (LT10)

Instalada en Firmat, Vassalli es de una las grandes firmas que fabrican cosechadoras. Pero hacia fines de 2017 anunció 52 despidos. Para este miércoles, se prevé la audiencia de conciliación en el Ministerio de Trabajo. “En rigor, hoy se va a llevar a cabo la audiencia previa a la finalización de la conciliación obligatoria. Vamos con expectativas de tratar de sostener la mayor cantidad de puestos de trabajo. La conciliación obligatoria da un plazo para tratar de acercar posiciones y lo hemos explorado a través de los buenos auspicios del ministro de Trabajo de la provincia (Julio Genesini)”, expresó Pablo Serra,  abogado de la UOM, al ser consultado esta mañana por LT10.

Desde el gremio lo que se pretende es poder “sellar hoy algunas de las alternativa que, incluso, la UOM ha puesto sobre la mesa a los fines de evitar no ya los 52 despidos. En rigor la empresa quiere realizar 200 despidos –resaltó– en el primer trimestre del año y había comenzado con estos 52”, aclaró. Y consignó: “Queremos conservar la mayor cantidad de puestos de trabajo”.

Al mismo tiempo, la empresa busca incrementar su actividad, lo cual da cuenta de “contradicciones”. “Lo hemos hablado con la gente de Producción Nación. No entendemos si es un problema de gestión de la administración de la empresa, si es un problema de depresión de mercado. Lo único que sabemos es que ante cualquier inconveniente que haya el ajuste siempre se realiza por el lado de los trabajadores”, lamentó Serra. “A veces eso tiene que cesar en este país”, añadió contundente.

La empresa se encuentra en manos de tres concesionarios, que fueran clientes de Vassalli, y en la actualidad tienen a su cargo la gestión de la empresa.