Un joven mecánico náutico sufrió graves heridas y estaba internado en estado reservado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez tras la explosión de un barco en el que trabajaba en Puerto Ludueña.

Uriel es el nombre de pila del mecánico que trabajaba en el barco que explotó por causas que aún no fueron esclarecidas.

El fiscal que interviene en la causa, Guillermo Apanowicz, ordenó tomar rastros, fotografías y testimonios y espera el informe de Bomberos y resultados de pericias para determinar la causa de la explosión.