Lo aseveró el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, a la luz de las reuniones previstas para mañana con gremios docentes y estatales. En una primera instancia, no se fijará ni un piso ni un techo.

Pablo Farías (LT10)

Previo al primer encuentro del año con los gremios docentes y estatales en la mesa paritaria, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado aseguró que la provincia propondrá cláusula gatillo. Se trata de dos reuniones que tendrá lugar mañana, a las 10. Los representantes de la administración central fueron convocados a la sede de la propia cartera de Gobierno, mientras que los del magisterio concurrirán al Ministerio de Trabajo.

“Somos muy respetuosos del ámbito paritario y, por lo tanto, es allí donde vamos las propuestas y las ofertas. La primera reunión nos parece fundamental para tratar de fijar criterios en común. En un país donde tenemos dificultades para controlar la inflación, la actualización de los salarios que hay que hacer necesariamente todos los años es un tema complejo. Hay que tener capacidad para ver cómo se va a desenvolver la inflación en el año”, adujo Pablo Farías en declaraciones a LT10. En ese orden, recalcó: “Tenemos el resguardo de la cláusula gatillo que evaluamos que funcionó bien y vamos a proponerla también este año”, adelantó. A propósito, cabe señalar que la Nación pretende que los incrementos salarios giren en torno a un 15% sin cláusula gatillo.

Según subrayó el funcionario, “evaluamos que la utilización de la cláusula gatillo fue buena y le da tranquilidad a los trabajadores”. “Por supuesto, depende de la conversación –aclaró–, del acuerdo con los gremios, pero lo vemos como positivo y es un mecanismo que vamos a proponer para que este año esté presente también en la discusión salarial”, sostuvo.

Con relación a los eventuales porcentajes de incremento y al mentado 15%, Farías señaló que esa cifra “ese porcentaje es el que está previsto en el presupuesto nacional, es el porcentaje de inflación prevista”. “No dejamos de tener en cuenta esa cifra –explicó–. Es importante para la provincia mirar cómo se van desenvolviendo las paritarias en otras provincias. Pero no vamos a plantear ni un piso ni un techo en el inicio de la conversación. Y no necesariamente vamos a ceñirnos a ese porcentaje”, aseveró.

Por lo demás, consideró necesario hacer una previsión de la inflación del año. “El año pasado lo hicimos y hubo una ínfima diferencia con la inflación que terminó dándose. Tuvimos un incremento de salarios del 25% y la inflación fue del 26,1%. Estuvimos muy cerca. Esperamos repetir este año un esquema similar”, argumentó.