Anna Gabriel, una de las principales figuras de la Candidatura Unidad Popular (CUP), confirmó que no acudirá el miércoles a declarar ante la Justicia española y se quedará en Suiza.

Anna Gabriel, 42 años, la líder histórica de la Candidatura Unidad Popular (CUP), anuncio que se refugia en Suiza porque no se presentará mañana ante el Tribunal Supremo donde está citada en la megacausa por rebelión y sedición (30 años de cárcel) contra los dirigentes independentistas, varios de los cuales continúan en prisiones madrileñas.

O sea que ahora suman seis los secesionistas prófugos de la justicia para no afrontar ese juicio ante el Supremo. El ex presidente Carles Puigdemont, acompañado de cinco ex consellers (ministros) de su gobierno destituido de la Generalitat, llegaron a Bruselas poco después de la Declaración Unilateral de Independencia y la República por el parlamento catalán. El gobierno de Rajoy, y el Tribunal Constitucional, ilegalizaron estos actos y, en el caso del ejecutivo español, se puso en marcha la “bomba atómica” jurídica del artículo 155 que de hecho terminó con la autonomía catalana. Todavía continúa en vigor hasta que no se elija otra Generalitat.

Cuando mañana miércoles, Gabriel no se presente a su citación, el juez instructor Pablo Llarena dictará una orden de prisión en España para que la ex diputada de la CUP, sea inmediatamente conducida a una cárcel madrileña en cuando se presente. Es la misma que pesa sobre los prófugos en Bruselas.

“No iré a Madrid”, anuncia Gabriel en una entrevista en el diario suizo Le Temps. Aclara que como no va a tener un juicio justo ha buscado un país en el que pueda proteger sus derechos. Añade que será más útil a su movimiento en libertad que detrás de las rejas.

La fuerte personalidad de Anna Gabriel, se destacó desde el comienzo de la CUP que logró diez diputados en las elecciones de 2015. Se convirtió en la clave para asegurar la mayoría absoluta de los independentistas lo mismo que sucede ahora aunque bajó de diez a cuatro diputados en los últimos comicios autonómicos.

La dirigente ahora refugiada en Suiza, tiene una actitud distinta a los independentistas como Puigdemont y Esquerra Republicana, encabezada por el destituido ex vicepresidente Oriol Junqueras. Los “cuperos”, como se los denomina, no se unen a los otros secesionistas que ante la justicia insisten que no hubo una real Declaración Unilateral de la Independencia y República. Todo fue simbólico, no existió legalmente. Gabriel y los suyos, proclaman que esa ruptura se produjo realmente y ellos la respaldan. Incluso ante los jueces.

De la instrucción por el juez Llarena, los cargos más comprometedores contra Gabriel están vinculados a su actuación protagónica en el Comité Estratégico que diseñó y llevó adelante el plan de secesión. Todos estos indicios están recogidos en una serie de documentación contenidos en Enfocat, una guía detallada del plan de ruptura incautada al “cerebro” del referéndum ilegal del primero de octubre, Josep María Jové, número dos de Oriol Junqueras en la cartera de Economía de la Generalitat destituida.

Cuando llegó a Suiza, Gabriel se puso en contacto con el letrado local Olieer Peter, que ha llevado famosos casos de extradición de personas acusadas de colaborar con el grupo terrorista vasco ETA. Peter sostiene que su cliente no recibirá un juicio justo y por lo tanto sería ilegal una solicitud de extradición.

La refugiada anuncio que piensa retomar en Suiza su vida académica como profesora universitaria de derecho de la Universidad de Barcelona. Aclaro que si no puede instalarse por una orden de extradición española, pedirá asilo político en Suiza.