La vivienda se incendió por completo este lunes por la siesta. Dos niños jugaban con un encendedor en la habitación, mientras su madre, un joven y una señora de 84 años dormían la siesta.

El fuego se habría iniciado en un colchón. Al momento del siniestro, cinco personas se encontraban en el inmueble: el joven, una mujer y sus dos hijos menores de edad pudieron salir por sus propios medios, mientras que los bomberos y algunos vecinos debieron socorrer a una mujer mayor, que fue retirada por una ventana.

Los daños en la vivienda son totales y corre peligro de derrumbe, por lo que nadie puede ingresar por el momento.