Se conocerán en los próximos días, así como la localización del celular del imputado. Sospechas sobre pistas falsas. Pasaron ocho meses de la desaparición de la joven en Fortín Olmos.

Rolando Galfrascoli (LT10)

Ocho meses después de la desaparición de Rosalía Jara en Fortín Olmos, hoy se precisó que en los próximos días habrá novedades sobre los resultados de los análisis de ADN y sobre la localización del celular del único imputado. Al respecto, Rolando Galfrascoli, subsecretario de Investigación Criminal y Policías Especiales, manifestó: “Estamos a la espera de una tercera etapa de aporte tecnológico a la investigación, que va a hacer muy importante. Una es la llegada de los definitivos estudios de ADN sobre cabellos. Hay fecha próxima de entrega por parte de la Universidad de Buenos Aires (UBA)”. De esa forma se podrá determinar si los cabellos en cuestión pertenecen a la joven, habida cuenta que responden a, por lo menos tres, diferentes etapas de causa.

En declaraciones a LT10, el funcionario también precisó que se podrá definir la georeferenciación de los elementos del teléfono celular secuestrado que, “para nosotros tiene un valor importantísimo que se está haciendo en la Policía Federal Argentina y que, también, está con fecha de entrega próxima. (Así) se podrá tener el lugar exacto del celular secuestrado a la persona que hoy está privad de su libertad. Se podrá determinar el lugar exacto donde estuvo esa persona en las horas clave y culmines para la investigación”, señaló en alusión a quien fuera profesor de la muchacha, sobre quien no se ha podido establecer la paternidad de la hija de Rosalía.

Al margen de las distintas etapas que atravesó la investigación y las moras en los laboratorios, Galfrascoli planteó que “se avanza en las pistas falsas”. “Hay muchísimas y vamos a avanzar en la responsabilidad de las pruebas falsas plantadas. Personas que han aportado, tratando de no dejar su identidad, nos han mandado a lugares concretos y queremos saber si tiene que ver con una situación real o tiene, clara, lisa y llanamente que ver con querer desviar la atención, por el motivo que fuera”, subrayó.

El funcionario del Ministerio de Seguridad hizo hincapié también en “tener una clara visión de lo pasó en las primeras horas de la desaparición. Fundamentalmente, con los funcionarios públicos que actuaron para poder establecer responsabilidades, saber qué pasó, cómo pasó y por qué pasó con las primeras horas de la investigación de la desaparición de Rosalía”, concluyó.