Uno de los cuatro estudiantes desaparecidos el lunes pasado en el estado mexicano de Jalisco fue hallado muerto el domingo, mientras continúa la búsqueda de los otros tres jóvenes.

César Ulises Arellano Camacho, de 18 años, uno de los cuatro estudiantes desaparecidos en el estado de Jalisco, fue encontrado sin vida en un barranco, informó la Universidad de Guadalajara (UdeG), institución de la que era alumno.

“La Universidad de Guadalajara lamenta el fallecimiento de César Ulises Arellano, estudiante del CUCS y reitera su solidaridad con familiares y amigos. Asimismo, exhorta a la fiscalía a transparentar la investigación”, indicó la institución en sus redes sociales, según consignó EFE.

Arellano era estudiante de Medicina del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la UdeG, fue hallado este domingo al mediodía en la Barranca de Huentitán, en la periferia de la zona metropolitana de Guadalajara, capital de Jalisco.

El cuerpo fue encontrado en una zona de difícil acceso pendiendo de un árbol, por lo que se cree que pudo haber cometido suicidio, lo que todavía no fue confirmado por la autopsia.

Los otros tres estudiantes universitarios desaparecidos la semana pasada en Jalisco son alumnos de la carrera de Cine en la Universidad de Medios Audiovisuales (Caav).

Los relatos de los compañeros que se encontraban con los jóvenes –dos de 20 y uno de 25 años– sostienen que estaban en el municipio de Tonalá, en Jalisco, cuando sus camionetas fueron interceptadas por hombres armados que se identificaron como miembros de la Fiscalía.

El testimonio, citado por DPA, indica que los hombres armados los obligaron a acostarse en el piso para posteriormente llevarse a los tres estudiantes con rumbo desconocido.

Las desapariciones generaron una ola de protestas estudiantiles en Jalisco, donde hubo manifestaciones para pedir la aparición con vida de sus compañeros y exigir mayor seguridad.

Además, el cineasta mexicano recientemente premiado con el Oscar, Guillermo del Toro, nacido en Guadalajara, compartió en las redes sociales las convocatorias a una protesta el jueves, las que continuaron el sábado.

A las hipótesis de los posibles responsables se suma que en la zona opera el peligroso Cártel de Jalisco Nueva Generación.

En ese estado también desaparecieron en febrero tres italianos y hasta el momento no se dio con su paradero.