En 2016, durante un operativo sorpresa del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia se detectaron irregularidades en un campo de arándanos en Santa Teresa. Tras la denuncia penal, la causa va a juicio.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social realizó una denuncia en 2016 ante la detección de trabajo infantil en una plantación de arándanos en Santa Teresa (departamento Constitución), la cual fue elevada a juicio por el juez penal Ignacio Vacca. A los acusados, un matrimonio que explota la plantación, se les atribuye el delito de aprovechamiento ilícito de trabajo infantil, en calidad de coautores.

En el marco de una inspección realizada por la cartera laboral provincial, se constató que varios menores de entre 12 y 16 años trabajaban en condiciones precarias en el cultivo de arándanos. A partir de la inspección, el Ministerio formuló una denuncia contra los empleadores, tal como lo establece la Ley Nacional 26.847 que incorporó la penalización del trabajo infantil. La norma pena con prisión de 1 a 4 años al que “aprovechare económicamente el trabajo de un niño o niña en violación de las normas nacionales que prohíben el trabajo infantil”.

La resolución del juez Vacca, que da apertura al proceso judicial, atribuye a los acusados “haberse aprovechado económicamente del trabajo de al menos cinco menores de edad, haciéndoles recoger manualmente los frutos de la plantación de arándanos que poseen con los fines de la comercialización privada. Las tareas suponen un trabajo riesgoso, en condiciones insalubres y un esfuerzo excesivo para la edad de los niños, lo cual fue corroborado por personal del Ministerio de Trabajo en el establecimiento situado en Santa Teresa”.

El fiscal del caso pidió una pena de prisión de dos años para los acusados del delito de aprovechamiento económico de trabajo infantil, en calidad de coautores penalmente responsables.

En Argentina, la Ley N° 26.390 prohíbe el trabajo de niños, niñas y adolescentes menores de 16 años y la provincia de Santa Fe los de cualquier trabajo que pueda ser peligroso para su salud y desarrollo.

Desde la incorporación del trabajo infantil en el Código Penal, el gobierno de Santa Fe realizó nueve denuncias penales, siendo ésta la primera en que la Justicia ha imputado a los responsables de la explotación laboral.

La denuncia se enmarca en las acciones diseñadas por la cartera laboral en el “Protocolo para el abordaje de casos de trabajo infantil”. El mismo presenta una serie de referencias para la coordinación y cooperación ante situaciones de trabajo infantil, estableciendo criterios y pautas de acción para la identificación de casos, atención a las víctimas y abordajes con el grupo familiar, entre otros aspectos.

De este modo, se busca garantizar la coordinación de organismos e instituciones que deben intervenir en estos casos a los fines de preservar a los derechos de la niñez, en el marco de la Ley 12.967 de “Promoción y protección integral de niños, niñas y adolescentes”.