Fue en la localidad bonaerense de Adrogué. En los informes previos constaba que el embarazo era gemelar.

Una mujer de Adrogué entró embazada de gemelas a un hospital de esa localidad para parir pero le entregaron una sola beba.

“Encontré a mi mujer desmayada y me dieron una sola nena. Cuando pregunté qué había pasado, se rieron en mi cara y me faltaron el respeto”, relató su marido a Crónica, después de presentar la denuncia policial por lo ocurrido en el Hospital Lucio Meléndez.

Fue en el mismo hospital donde, meses antes, les dijeron que la mujer cursaba un embarazo gemelar. Lo confirmaron después en un consultorio privado donde realizaron una filmación en la que una médica les mostró ambos corazones.

Durante el seguimiento nunca hubo dudas. Al padre no lo dejaron participar del parto. Y lo que ocurrió después fue una pesadilla.

“Cuando me encontré con mi mujer, estaba totalmente desmayada. Cuando le dije que había un solo bebé, le agarró un ataque. No me dieron ninguna explicación, me faltaron el respeto, se me rieron en la cara”, sostuvo el hombre.