Los precios de la Canasta Básica Total medida por el Indec correspondientes al mes de junio sufrieron una variación de 3,5%, mientras que la Canasta Básica Alimentaria, que mide la indigencia, precisó que para no caer en esa condición hacen falta $8.118,57, lo que representa una variación del 2,7%.

Según los datos de la Canasta Básica Total (CBT) que publica el Indec, una familia tipo necesitó en julio un ingreso mensual de $20.134,07 para no ser pobre, mientras para no caer por debajo de la línea de indigencia se necesitan $8.118,57.

En este sentido, la variación mensual de la canasta básica alimentaria que delimita la línea de indigencia, en julio fue de 3,5% respecto del mes anterior, mientras la de la canasta básica total (CBT), la cual determina la pobreza, fue de 2,7%.

El informe oficial calculó que el ajuste interanual de la CBA y de la CBT resultó del 32,4% y 34%, respectivamente.