Desde el sector aseguran que la suba del dólar los afecta particularmente y que hay un desfase de más del 20% entre los aumentos sufridos y lo que paga la obra social provincial.

La Asociación de Clínicas y Sanatorios de Santa Fe envió una nota a las autoridades de Iapos, en la que manifiesta la “gran preocupación” del sector en torno al convenio vigente con la obra social provincial.

En la misiva, consideran que “no son adecuados los cálculos de incremento de cartera ni de aranceles”, ya que el aumento interanual aplicado hasta ahora fue del 18%.

En diálogo con Todo Pasa, el titular de la entidad privada, Carlos Abraham, enmarcó la situación en la crisis “general de la Argentina”, aunque aclaró que “el sector salud tiene una crisis particular por su dependencia de insumos importados” algunos de los cuales han tenido subas de hasta el 85%.

“Esto nos pone en una situación muy compleja desde lo administrativo, porque no podemos trasladar a precios esos valores”, señaló.

Según Abraham, para las clínicas y sanatorios los aumentos rondan el 40%, con lo cual el 18% otorgado por la Provincia para las prestaciones de Iapos es insuficiente. “Estamos con una ecuación económica desfasada que nos pone en riesgo de cierre”, aseguró.

El profesional médico dijo comprender la realidad de la obra social y reconoció que “financieramente están excedidos”, pero se preguntó: “¿Cómo hacemos, qué recortamos?”.

“Necesitamos que nos digan qué quieren dejar de dar (a los afiliados de Iapos). En el sector privado no podemos dar las mismas prestaciones por los mismos pesos”, sostuvo, y finalizó: “No queremos dejar de atender, queremos que nos paguen por nuestro trabajo”.