14.2 C
Santa Fe
miércoles 28 de septiembre de 2022

Secuestran a la hija de un empresario de la moda

Foto: Clarin

Te puede interesar

La víctima, de 18 años, fue liberada ilesa tras el pago de un rescate, que la Policía logró recuperar. Un custodio fue herido de bala.

 

La familia Sterlicchio es bien conocida en Pergamino. Es la dueña de la marca Ossira, una de las empresas de moda más importantes del país, que nació en esta ciudad de la provincia de Buenos Aires y terminó exportando al mundo. Inés (18) es la menor de los tres hijos de Luis “Beto” Sterlicchio y este domingo fue secuestrada cuando regresaba a su casa. La trasladaron en el baúl de un viejo Ford Falcon y la liberaron después de dos horas.

Al cierre de esta edición no había detenidos, aunque se realizaban allanamientos para dar con el hermano del custodio de la víctima, a quien buscaron en su vivienda y no lo hallaron, por lo que estaba prófugo.

Luis Alberto Sterlicchio, dueño de la firma de indumentaria femenina Ossira, en una cena solidaria junto a su hija Inés, quien sostiene una camiseta de las "Leonas" al lado de Luciana Aymar. Foto Marcelo Addax

Todo empezó alrededor de las 6 de la mañana. Inés Sterlicchio regresaba a su caserón de avenida Presidente Illia y Jujuy, en uno de los barrios más coquetos de la ciudad del interior de la provincia. Iba en su Jeep Grand Cherokee con un custodio cuando al menos un hombre los interceptó.

Según confirmaron a Clarín fuentes del caso, el delincuente estaba armado, encapuchado y con el rostro cubierto, por lo que no habían podido identificarlo. Desde la puerta de la casa y amenazando al custodio, los obligó a alejarse de la zona.

Luis Alberto Sterlicchio, dueño de la firma de indumentaria femenina Ossira, junto a su amigo, el actor Facundo Arana.

“En determinado momento, intentaron hacer bajar al custodio del vehículo y él se negó, intentó frustrar el secuestro. Fue en ese momento que le dispararon en el hombro. Está recuperándose, pero fuera de peligro”, aclararon las mismas fuentes.

Pasaron unas diez cuadras hasta que el secuestrador tomó el control del auto hasta la zona del predio “Tamequ”. En ese punto bajaron a la adolescente y la subieron al baúl de un Ford Falcon patente VFE-205, donde estuvo encerrada aproximadamente una hora. Fue allí cuando empezaron las llamadas para negociar el rescate con la familia Sterlicchio.

Llamaron a Luis “Beto” Sterlicchio, el presidente de la empresa Ossira y amigo de famosos como el periodista Jorge Rial y el actor Facundo Arana. Le pidieron un millón de pesos para liberar a su hija Inés.

Luego de al menos dos comunicaciones llegaron a un acuerdo y los padres de la joven fueron hasta el lugar indicado para dejar el dinero. Fue en el kilómetro 237 de la ruta nacional 8, cerca del predio que el club River Plate tiene en Pergamino.

“En el mismo momento, no sabemos por qué, liberaron a la chica en la zona de barrio Güemes, sin llevarse el dinero. No sabemos por qué el pago se vio frustrado, nunca lo fueron a buscar y más tarde lo recuperó la Policía”, confirmaron los voceros.

La investigación quedó en manos de Matías Di Lello, de la Fiscalía Federal de San Nicolás, en colaboración con Santiago Marquevich, de la Fiscalía Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE). El juez federal Carlos Villafuerte Ruzo, al cierre de esta edición, ya había autorizado allanamientos para intentar dar con el responsable del secuestro.

Inés fue liberada en los alrededores del cementerio de Pergamino en buen estado de salud, aunque conmocionada por tras el secuestro.

La adolescente pudo declarar e identificar el Falcon en el que la habían llevado, que fue encontrado horas más tarde por la DDI de Pergamino. Sobre la calle Gorordo, además, hallaron la camioneta Jeep Grand Cherokee de la familia Sterlicchio incendiada, al costado del camino.

Fuentes policiales investigaban si el entregador habría sido el custodio de la joven o si participó un familiar de éste. Aunque no descartaban ninguna hipótesis, creen que no actuó una banda profesional.

Los secuestros en 2018

En lo que va del año hubo 68 secuestros extorsivos en el país, según estadísticas de la UFESE. Se trata de un 40% del total de hechos registrados el año pasado. Los picos fueron en abril, con 12 secuestros, seguidos por julio y agosto, con 11.

La dinámica del secuestro de Inés Sterlicchio es similar a la mayoría de los hechos: son rápidos, de pocas horas y con el auto de la víctima, interceptada mientras circula por la calle o cerca de su domicilio. Sin embargo, este caso hubo dos diferencias clave: no habría sido al voleo y sospechan de un entregador.

Según los especialistas, la mayoría de los secuestros extorsivos ocurren en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. Las víctimas suelen ser ocasionales y elegidas al azar o identificadas por conducir autos de alta gama.

En este hecho, los investigadores sospechan que se trató de un dato vinculado a la actividad de la familia Sterlicchio.

La mayoría de los secuestros del año se dieron en las zonas Oeste y Sur, principalmente en los partidos de Lomas de Zamora y Morón. El de este domingo sería el primero en el interior de la provincia de Buenos Aires.

[comentarios]

Últimas noticias