Desde la jornada de ayer se vienen realizando tareas de mantenimiento en la cisterna y caños de impulsión del Acueducto.
Por este motivo, es probable que se produzca una baja en la presión del suministro de agua potable en la zona abastecida por el tanque central y que, en algunos sectores, el agua pueda presentar cierta turbiedad.

Debido a esto, el municipio ha puesto en marcha el sistema de bombeo de emergencia previsto para estos casos, a fin de garantizar la continuidad del servicio.

Se estima que hacia el mediodía de hoy podría normalizarse totalmente el funcionamiento del sistema. Mientras tanto, se solicita en lo posible racionalizar el uso del agua potable.