El actual secretario de Política Económica, Guido Sandleris, que fue ganando infuencia en el Ministerio de Hacienda y que en los hechos se manejaba como el número dos del ministro Nicolás Dujovne, sería el nuevo presidente del Banco Central.

Se especula que Luis Caputo, que presentó su renuncia este martes en forma sorpresiva, veía con recelos la influencia cada vez más grande del jefe de Gabiente Marcos Peña y Nicolás Dujovne en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), de donde se habría sentido desplazado. Sandleris era el encargado de llevar adelante la parte técnica de las negociaciones, donde ocupó un rol clave.

Luis Caputo, que había asumido el 14 de junio de este año, también habría sido responsabilizado por haber impulsado el breve mensaje de Mauricio Macri a fines de agosto donde se anunció un nuevo acuerdo con el FMI cuando aún las negociaciones no estaban avanzadas y que tuvo un impacto negativo en los mercados.

El nombramiento del nuevo presidente del Banco Central sería anunciado esta tarde.